El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró desde Casa Rosada que los recientes casos de desnutrición no significan una perspectiva de carácter general. Agregó que hay uso político de las muertes y que no hay estadísticas porque las provincias no entregan los números.

En su habitual conferencia de prensa matutina en Casa Rosada, el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Jorge Capitanich, aseguró en la mañana del jueves que las muertes por desnutrición que se registraron en las últimas semanas en nuestra provincia y en Chaco no significan una perspectiva de carácter general de la situación.

Acusó la utilización política de los casos y expresó que la falta de estadísticas es una responsabilidad de las provincias.

“Las estadísticas en materia nutricional tiene que ver con elaboración por parte de las mismas de las provincias argentinas”, afirmó. “Argentina ha tenido logros en materia de desnutrición infantil”, destacó el funcionario, en conjunto con los alcances de la Asignación Universal Por Hijo, según informó Clarín.

La Nación remarcó la respuesta que Capitanich le brindó al presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, que cuestionó el manejo de las estadísticas. “Voy a hablar con monseñor Lozano”, anunció.

Apenas conocido el caso de un bebé de nueve meses que murió en Salta por desnutrición, Lozano habló de un “ocultamiento de esta realidad muy dura” y la ligó a la “indiferencia” y la “corrupción” de las autoridades, tanto provinciales como nacionales.