Las directoras del Observatorio se sumaron a la jornada de lucha convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito. Confirmaron que desde la vigencia del decreto y hasta fines del 2016 sólo se habían realizado 5 prácticas de ANP de 16 solicitudes recibidas en los establecimientos de salud.

Mediante una foto y un comunicado desde el Observatorio de Violencia contra las Mujeres informaron que adhieren a la jornada de lucha convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito para exigir la inmediata legalización del aborto. A través de datos confirmaron lo que desde el movimiento de mujeres salteñas se viene señalando hace tiempo: el decreto anti derechos del gobernador Urtubey pone a la provincia de Salta entre las que más vulneran los derechos sexuales y reproductivos de niñas y mujeres.


Según el Programa de Estadísticas del Ministerio de Salud, en la provincia de Salta, durante el año 2016 se registraron 2954 casos de egreso hospitalario por aborto, y 1430 durante la primera mitad del 2017, de los cuales corresponden a casos de menores de edad, 526 y 249 respectivamente para cada año. En el 2016, de las 17 muertes maternas registradas, 5 fueron por aborto.
Si bien desde el organismo oficial señalaron que”el protocolo de atención de abortos no punibles aprobado mediante el Decreto N° 1170/12 es considerado uno de los más restrictivos del país, siendo el que más se aleja de los estándares establecidos por la Corte Suprema de Justicia en el Fallo FAL, dado que exige la realización de una denuncia policial o declaración jurada frente al Ministerio Público, y que deja sin regular el acceso al aborto no punible de acuerdo a la causal salud”, el decreto sigue en pie y según los datos compartidos a 11 mujeres le rechazaron su derecho a un ANP, ya que de acuerdo a la última investigación realizada por este Observatorio, desde la vigencia del decreto y hasta fines del año 2016 sólo se habían realizado 5 prácticas de ANP de 16 solicitudes recibidas en los establecimientos de salud.

Aunque desde el Observatorio dicen “adherir” a la jornada de lucha, lo que las salteñas necesitan es que el restrictivo decreto quede sin efecto. Si sus directoras como parte de un organismo oficial y encargado de “recomendar” a los diferentes poderes y organismos del Estado no logran hacerlo, tendrá que ser el movimiento de mujeres organizado quien lo logre.