Con la marcha en homenaje a Nisman realizada ayer en la Capital Federal, reaparecieron en esa ciudad los afiches “Nisman en Buenos Aires. Piccolo en Salta” haciendo alusión a dos muertes parecidas: ambos “suicidados” mientras desarrollaban investigaciones cruciales. Uno en la nación, otro en la provincia.

La primera aparición de los afiches fue el 4 de febrero luego de que se conociera que las pericias por la muerte del Fiscal de la Nación se realizarían con la misma tecnología que cerró el caso del supuesto suicidio del comisario Néstor Piccolo en Salta. Ayer aparecieron nuevamente, esta vez con motivo de la marcha de silencio en pedido de justicia por la muerte de Alberto Nisman en la lluviosa jornada en Capital Federal.

El comisario Néstor Piccolo, de 44 años de edad, era el jefe de la Brigada de Investigaciones de Salta mientras investigó el caso del asesinato de las turistas francesas (Houria Moumni y Cassandre Bouvier), ocurrido en julio del 2011. Nisman investigaba a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al entorno vinculado a un negociado con Irán, entorpeciendo la resolución de la causa AMIA. El dirigente gremial Luis D’Elía era uno de los investigados por Nisman, y es quien aparece de la mano con el gobernador Juan Manuel Urtubey en los afiches.