La tía de Anahí, la adolescente fallecida por un ACV, aseguró que el dolor por la pérdida es “inmenso”. Con la donación de órganos autorizada por la familia se beneficiará a nueve personas.  

Norma Sona, tía de Anahí, la adolescente de 17 años que falleció el viernes por un accidente cerebro vascular (ACV), contó las sensaciones de la familia tras la tragedia y la posterior autorización para que se realice la donación de órganos.

“Ella se desvaneció en el gimnasio, le dio un aneurisma y se nos fue”, dijo la mujer en Canal 9. “Solo le doy gracias a Dios porque nos permitió tenerla este tiempo con nosotros. Ahora ella vivirá en muchos más”, agregó.

En total serían nueve las personas en lista de espera que se beneficiarían con la donación. “El dolor es inmenso, pero sabemos que Anahí vivirá en muchos”, expresó Sona.