La canciller Susana Malcorra confirmó que los médicos definirán si Mauricio Macri asista al Foro de Davos. Señaló que la idea es que el jefe de Estado cumpla con la agenda prevista.

La presencia de Mauricio Macri en el Foro de Davos sigue siendo una incógnita por la lesión en la costilla que lo obligó a guardar reposo. Esta mañana, Infobae adelantó que el viaje está en duda por las diferencias que hay entre los médicos en torno a los riesgos de subirse a un avión con una fisura que genera gran dolor.

Cuando parecía que la baja era un hecho, apareció la canciller Susana Malcorra y advirtió que aún no hay una decisión tomada: “Hasta este momento el plan es que el Presidente (Macri) viaje, tenemos preparada una agenda muy, muy intensa, aunque todo esto está a decisión de los médicos que evalúan la posibilidad del viaje”, dijo la funcionaria en declaraciones a FM Milenium.

Respecto del objetivo de la excursión que también incluirá la presencia de Sergio Massa, la Canciller señaló: “La idea es presentar a la Argentina con su nueva administración, definiendo cuál es la intención del país respecto del mundo en lo político, en lo financiero y en lo económico”.

Para Malcorra, salvando las distancias, este evento “es algo equivalente a una Asamblea General de Naciones Unidas”, porque uno “puede contactar a mucha gente” y con un “mensaje muy efectivo” es posible “volver a mostrar a la Argentina y cuáles son sus intenciones”.

La delegación que encabezará Macri (si recibe el permiso médico) tiene claro que el Foro de Davos ofrece la chance de contactarse con muchos líderes de diferentes sectores en poco tiempo, por lo que planean hacer un trabajo muy intenso en el par de días que durará el evento.

Al ser consultada sobre el perfil qué quiere mostrar la nueva gestión, Malcorra resumió: “Argentina quiere ser un país previsible, que se posiciona con seriedad y define los límites de las negociaciones en función de sus necesidades”.

“Ser abiertos no quiere decir que uno ceda lo que le corresponde, tenemos predisposición a negociar, pero lo haremos desde planteos serios: no cederemos cosas que son de principio y de derecho argentino”, concluyó.

El pasado 8 de enero, Macri se fisuró una costilla mientras jugaba con su hija Antonia en la quinta “Los Abrojos”. Según un comunicado oficial, los médicos de la Unidad Presidencial le indicaron “permanecer en reposo por algunos días”.

Macri había llegado a la quinta a las 19 del viernes, donde tenía planeado pasar todo el fin de semana junto a su familia. Según el comunicado, “mientras jugaba con su hija Antonia, el jefe de Estado perdió el equilibrio y cayó haciendo peso sobre un costado del cuerpo, lo que le provocó la fisura del arco posterior de la décima costilla derecha”.

Fuente: Infobae