Gobierno busca recaudar 300 millones de pesos con la subasta de chatarra ferroviaria. El Ministerio de Transporte lanzó un sistema online para comprar durmientes, rieles y hasta vagones. En el país hay unas 65 mil toneladas de material de descarte.

El Gobierno pondrá en marcha un sistema de subasta online de chatarra ferroviaria con el que busca recaudar unos $ 300 millones en los próximos dos años. La iniciativa será llevada adelante por el Ministerio de Transporte a través de Trenes Argentinos Infraestructura y según pudo averiguar ámbito.com, la plataforma se lanzará oficialmente en octubre próximo.

El sistema online permitirá el ingreso al mercado de pequeños compradores quienes podrán adquirir un lote de durmientes, otro de rieles o hasta un vagón de tren en desuso. La compra se hará a través de una plataforma de subasta desarrollada para la ocasión y se podrá participar desde cualquier parte del país, aunque no se descarta extender la oferta a otros países.

Se trata de un procedimiento similar al de otras plataformas de subastas en las que un grupo de usuarios registrados pulsan por un lote de productos en tiempo real y deben “competir” contra la oferta de otro participante de la compulsa. Por lo pronto, quienes deseen adquirir alguna de las chatarras ferroviarias deberán esperar hasta octubre próximo, mes en el que se hará el lanzamiento oficial.

La presentación de esta iniciativa estuvo a cargo del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y por el Presidente de Trenes Argentinos Infraestructura, Guillermo Fiad. Ambos recalcaron que el nuevo sistema será “una forma ágil, trasparente y competitiva” para deshacerse de material ferroviario de descarte.

En contacto con la prensa, Fiad sostuvo que “es la primera vez que un Gobierno toma el ferrocarril en serio” y destacó que con la subasta online “buscamos vender más lo que ya teníamos”. Por su parte, el ministro Guillermo Dietrich, señaló que “el sistema ferroviario viene de una degradación por la falta de inversión”. En ese sentido, el titular de la cartera de Transporte aseguró en los últimos años “hubo desidia porque no se hacía nada” al comentar que “no hay un inventario de la chatarra”.

Los funcionarios se mostraron entusiasmados por la novedad al anticipar que el Estado se podrá ahorrar unos $ 20 millones al año, dinero que en estos días se destinan a la custodia del material de descarte.

De acuerdo a un relevamiento llevado adelante por las autoridades de ADIF, en el país hay unas 65.000 toneladas de chatarra entre vagones, coches, locomotoras, rieles, durmientes, repuestos y otros componentes que ya no pueden ser reutilizados. Todo este material en desuso está depositado en almacenes, talleres, playones y predios ferroviarios.

Si bien la compulsa se pondrá en marcha en octubre, la semana pasada se realizó una “prueba piloto” en la que el precio de la tonelada de riel en desuso ascendió a $ 4.823, superando en un 71% las ofertas anteriores realizadas mediante licitación tradicional.

Desde la cartera que conduce Dietrich se muestran confiados con la iniciativa, aseguran que con este nuevo sistema podrán recaudar unos $ 300 millones antes de 2019 y permitiendo además liberar espacio en unos 10 predios ferroviarios.

Por lo pronto, funcionarios contaron durante la presentación del proyecto que en Tolosa ya se comenzó con la limpieza de un predio que permitirá ampliar los talleres ferroviarios de esa localidad bonaerense. Con la entrada en vigencia de este sistema de subasta online las autoridades planean liberar espacio en predio lindante a la estación de Haedo, oeste bonaerense, o en los talleres de Migueletes, partido de San Martín.

Fuente: Ámbito