VIDEO Pese a que en Salta emitió un protocolo restrictivo en los casos de abortos no punibles, desde Buenos Aires se preguntó  “¿Dónde está la libertad? ¿Por qué yo le tengo que imponer a otro lo que yo pienso?”.

Las contradicciones están a la hora del día en plena campaña política. Urtubey es la muestra palpable de un kirchnerista hoy arrepentido.

En referencia al tema del aborto, Urtubey dispuso de un protocolo antiderechos conocido como el 1170/ 12 que recién el año pasado y luego que se conociera el caso de una niña abusada producto de una violación que era forzada a ser madre tuvo que dar de baja la disposición que el mismo había ordenado por las fuertes críticas recibidas a nivel nacional. La nena de 10 años embarazada estaba imposibilitada de acceder a una práctica de aborto, de acuerdo a las restricciones que imponía el decreto 1170.

Este protocolo de Urtubey obligaba a la víctima de violación a realizar una denuncia judicial antes de poder acceder a un aborto legal y limitaba esta práctica hasta las 12 semanas de gestión. Lo derogó el año pasado y tuvo que adherir al protocolo nacional, pese a haber declarado: “Soy católico y no estoy de acuerdo con el aborto”.

Ahora en una entrevista en TN, Urtubey señaló que hoy en día considera que para tratar la legalización del aborto se debe realizar una “consulta popular”. “¿Dónde está la libertad? ¿Por qué yo le tengo que imponer a otro lo que yo pienso?”, se preguntó el mandatario para la tribuna porteña y en clara muestra de sus contradicciones describió: “El aborto no punible está vigente desde 1920 o 1921, eso no está en discusión”, señaló olvidándose del decreto anticonstitucional que el mismo impuso en Salta.