Lo señaló Karina Ferraris, dirigente de Libres del Sur en Mendoza que adelantó su distanciamiento por la cercanía del movimiento con el mandatario salteño. “Urtubey pertenece a la aristocracia política y económica salteña, con posicionamientos conservadores sólo disimulados por tener en su provincia al diputado Olmedo a su derecha”, describió.

A través de una dura carta, dirigentes de Libres del Sur de Las Heras adelantaron su distanciamiento respecto del movimiento nacional encabezado por Humberto Tumini, cuestionándole el acercamiento que tuvo con el gobernador salteño.

La que expresó su desacuerdo es Karina Ferraris, una de las referentes de la agrupación en Mendoza y funcionaria a su vez de la municipalidad de Las Heras, ya que Libres del Sur forma parte de Cambia Mendoza.

En su texto, Ferraris expresa que Tumini invitó a Urtubey a un acto en Mar del Plata, lo que expresa el acercamiento del líder de Libres del Sur a Alternativa Federal, el espacio no kirchnerista del PJ conformado entre otros por Sergio Massa, el cordobés Juan Schiarretti y el senador nacional Miguel Ángel Pichetto. Ferraris también resalta que la conducción nacional ponderó a Urtubey por “el buen gobierno de Salta”.

Ferarris, conocida militante feminista a su vez, rechaza a Urtubey por considerarlo como “una de las espadas celestes de los movimientos antiderechos” que se opusieron a la sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, entre otros cuestionamientos.

Tras el quiebre, la dirigente lasherina sostuvo que comenzarán con la construcción de una fuerza política departamental.

Este es el comunicado completo:

“Durante los primeros días de enero de este año, en Mar del Plata, el presidente de Libres del Sur, Humberto Tumini, invitó a una actividad de nuestro movimiento al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, mostrando el claro acercamiento a su candidatura presidencial. Una circular interna del 16 del mismo mes, donde se reivindica “el buen gobierno de Salta”, además de numerosos posicionamientos públicos, así lo confirmarían días después.

Debido a esto y teniendo en cuenta que:

– Impulsar la candidatura de Urtubey dilapida toda posible construcción en los activismos juveniles, de género y ambientales, motor principal de cualquier proyecto político transformador.

– Urtubey es una de las espadas celestes de los movimientos antiderechos que se opusieron a la aprobación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en nuestro país, además de permitir la intromisión religiosa en la educación pública salteña.

– Urtubey apoyó en el Congreso Nacional todas las leyes de ajuste que planteó Macri allí, profundizando el deterioro de las condiciones de vida de millones de compatriotas.

– Urtubey pertenece a la aristocracia política y económica salteña, con posicionamientos conservadores sólo disimulados por tener en su provincia al diputado Olmedo a su derecha.

– Urtubey ha sido denunciado por organizaciones ambientalistas por el desmonte indiscriminado en la provincia de Salta, causante de inundaciones y plagas, contribuyendo negativamente al cambio climático, con el fin de extender la frontera sojera y el beneficio de unos pocos, con la absoluta complicidad de la justicia provincial.

– Urtubey ha reprimido en varias oportunidades los reclamos de las comunidades indígenas, trabajador@s y desocupad@s salteñ@s.

Por ello, las compañeras y los compañeros de Las Heras, Mendoza, decidimos alejarnos de Libres del Sur. Nos vamos a hacernos preguntas más que a repetir respuestas, cerca de la deconstrucción y lejos del autobombo y el ombliguismo, empezando desde la experiencia de construir una fuerza departamental, desde lo vecinal, siendo parte de una gestión municipal que siempre apostó a la pluralidad. Que sea un espacio político – social feminista, a la izquierda del dial, que defienda el ambiente y que busque representar los intereses de los sectores populares. Con la línea divisoria pasando por las políticas del gobierno nacional y no dentro de las propias organizaciones, buscando confluir en la diversidad con los espacios donde las coincidencias que tenemos superan largamente las diferencias, impacientes pero dándonos el tiempo necesario para repensar cuestiones ideológicas, formas organizativas, modelos de gestión local y gobernanza, y proyectos económicos sustentables”.