El caso de la muerte de Gimena Álvarez pasó por tres fiscales en pocas horas. Ahora afirman que sí están las filmaciones de las cámaras de seguridad que antes negaban. Hay dos menores detenidos y un adolescente. La familia de la joven exige justicia “No queremos perejiles”, dijeron.

La Policía de Salta informó la detención de un joven de 19 años, implicado en la muerte de la transexual Gimena Alvarez, quien fue hallada en el fondo del canal de calle Esteco con lesiones gravísimas en su tórax y cráneo, pero aún con vida el pasado 24.

Poco después se conoció oficialmente que la fuerza detuvo a un menor de 12 años, hecho que corroboró el defensor de la familia Alvarez. Y luego a un tercer menor, todos aparentemente en situación de calle.

Después de haber negado la existencia de filmaciones de cámaras de seguridad, afirmaron que tras el análisis de las grabaciones se realizaron las detenciones. La hipótesis oficial seria que los jóvenes habrían querido robarle. Sin embargo el abogado de la familia Alvarez manifestó que en el expediente figura que “hubo un automóvil, tres personas mayores, filmaciones del auto y de Gimena y otros datos que no son menores que hablan de otra cosa”.

Una de las hermanas de Gimena, Marianela Álvarez, explicó que aún no fueron recibidos por el fiscal que tiene a su cargo el caso. La información con la que cuentan es la que les brindó el abogado Santiago Pedroza. Cuando se enteró de que entre los sospechosos hay un menor de 12 años y otro chico de 19 años, manifestó su sorpresa: “Mi hermana era una persona alta, corpulenta, unos chicos no le pudieron causar tanto daño”, consideró.