Andrés D’Alessandro fue presentado oficialmente en River y dijo en conferencia de prensa que no quiere vivir de lo que hizo en el club en su primera etapa. “Tengo muchos sueños y ganas de ser parte de este equipo”, expresó.

Andrés D’Alessandro resignó dinero, convenció a los directivos de Internacional y regresa al club que lo vio nacer a principios de los 2000. El Cabezón, llegó a Argentina con la esperanza de escribir nuevas historias gloriosas con el Millonario. Lo desvela ganar la Copa Libertadores por primera vez en el club. En Ezeiza fue recibido con mucho cariño por los simpatizantes y compartió sus sensaciones.

“Cuando se trató el interés de River, ni lo dudé. Tengo muchos sueños y ganas de ser parte de este equipo”, manifestó el futbolista una vez que pisó el territorio nacional en medio del asedio de fanáticos y periodistas. “Estoy bien, con las dos piernas, los dos brazos, listo para jugar”, bromeó con su estado físico.

D’Alessandro fue presentado oficialmente en sociedad junto al entrenador, Marcelo Gallardo, y el presidente, Rodolfo D’Onofrio. El jugador se marchó en julio de 2003 rumbo a Wolfsburgo y siempre anheló retornar, más allá de varios contratiempos continuados y un episodio poco feliz que enojó a los hinchas. Y si bien siempre expresó que su corazón está ligado a River, fue fundamental el cortocircuito con las autoridades brasileñas para acordar el préstamo hasta diciembre de este año (tiene vínculo vigente con Inter hasta mediados de 2017). De este tema y muchos más habló el Cabezón. A continuación, los fragmentos más destacados de la conferencia.

“Agradezco al presidente y Marcelo por la confianza, por abrirme las puertas. No fue fácil salir de un club donde pasé ocho años de mi carrera. Intentamos todos hacer lo mejor posible para que este sueño de volver a mi casa después de 13 años se haga posible. Estoy contento y feliz, es un momento de emoción. Dejando atrás todo lo que pasé en el club, porque es una nueva etapa. Es un orgullo ser parte de este River de hoy. Llego como uno más para sumar y a disposición del DT para lo que necesite”.

“Creo que el camino que hemos tomado fue el mejor, nadie supo nada y eso hizo que las cosas se hagan. La charla con Marcelo fue muy importante y eso me generó una expectativa muy grande. Espero que el hincha me entienda, acompañe al equipo y tengamos todos juntos un año positivo”.

“Todavía no caigo, voy a caer cuando me ponga la camiseta. Mis hijos van a conocer un poco más las cosas que hizo su papá acá en el club. Usaré cualquier camiseta, lo importante es usar la camiseta de River. Volver al club es lo importante y va el máximo de los respetos a quien la tiene (Pity Martínez). Que me den la 99, 98, 97 ó 35, que son los años que voy a cumplir”.

Fuente: Infobae