El escándalo producido tras el hallazgo de una mujer que ejercía la prostitución encerrada dentro de un vehículo del gobierno provincial desató críticas para la ministra Marianela Cansino, quien es señalada como poco eficiente en cargo.

Las críticas no se hicieron esperar: tras el hallazgo de una mujer que ejercía la prostitución dentro de una camioneta oficial de la provincia las voces se alzaron contra la ministra de Derechos Humanos, Marianela Cansino.

“Si la ministra no renunció con el fracaso de la emergencia de violencia de género, no creo que lo haga ahora”, consideró la senadora del Partido Obrero, Gabriela Cerrano.

Todo comenzó cuando la mujer llamó desde su celular al 911 para denunciar que se encontraba encerrada en una camioneta ubicada en barrio Bancario. Se trataba de una prostituta que había ofrecido sus servicios a un hombre que se había negado a pagar $400 y se había marchado, abandonándola en el interior del vehículo.

El Tribuno aseguró que Ángel Sarmiento, coordinador del Ministerio de Derechos Humanos, reconoció que Cansino está “horrorizada” y pidió tomar medidas pertinentes contra el chofer, que fue removido de su cargo. “No podemos permitir esto en el Ministerio. Entendemos que hay una acción penal que está tramitando una fiscalía”, agregó.

En tanto, la coordinadora de Mumala (Mujeres de la Matria Latinoamericana), Laura Postiglione, indicó que “el Gobierno en su conjunto tiene que dar el ejemplo por los derechos de la mujer y esto demuestra que todo está al revés. Es muy importante educar sobre lo grave que es pagar por sexo. De nada sirve que desde el Gobierno se emitan mensajes de concientización si la realidad dice otra cosa”.