Un jurado popular condenó a  Joel “Chavito” Fernández , de 20 años por el “homicidio preterintencional” de Melina Romero de 17 años, encontrada muerta en 2014 en un arroyo cerca del basural de José León Suarez.

2
Los jurados también lo condenaron por mayoría por privación ilegítima de la libertad agravada por la participación de tres o más personas. Y lo absolvieron por el delito de abuso sexual. El jueves se conocerá la pena que le dará el juez.

3
Desde el principio, el juicio tuvo varios cuestionamientos. “Hay un solo imputado y es imposible que una sola persona haya hecho todo lo que se hizo con Melina y con su cuerpo”, dijo en su momento Romina Chiesa, integrante del Frente de Mujeres del Movimiento Evita de San Martín.

4
“En un primer momento eran cinco imputados y hoy están absueltos salvo por Joel Fernández. La fiscal tuvo un rol que dejó mucho que desear: Cuando Melody era menor no se la interrogó en una Cámara Gesell, y al momento que fue a declarar se cruzó con los acusados. Es sospechoso que la fiscalía decida no participar de este juicio”, agregó.

5
Melody, la principal testigo del femicidio, llegó al debate oral procesada por falso testimonio. El primer día del debate no se había presentado a declarar y la llevaron con la fuerza pública. Durante la investigación, denunció Chiesa, “la fiscalía intentó culparla más a ella que a los varones involucrados en la causa. En su primera declaración, ella dijo que había alguien en la casa que al final no estaba. Eso se tomó como falso testimonio y le abrieron una causa a pesar de la la situación traumática y de violencia que vivió”.

6
El testimonio de Melody es uno de los más importantes para el caso: además de los acusados es la única persona que estuvo con Melina la noche del crimen. Ese día estuvo varias horas en una situación de abuso en manos de los hombres que las tenían encerradas. Hoy sigue en una situación de vulnerabilidad.

7
Melina Romero vivía en El Palomar. La vieron por última vez la madrugada del 24 de agosto de 2014 a la salida del boliche Chankanab en el partido de San Martín. Allí había festejado con un grupo de amigos su cumpleaños número 17. Desde ese día, Ana María, mamá de Melina comenzó la búsqueda. Dos mujeres del Movimiento Evita la encontraron 30 días más tarde.

8
El cuerpo de la adolescente estaba envuelto en dos bolsas de basura, en un predio perteneciente a la Ceamse, a metros de un brazo del río Reconquista y el Camino del Buen Ayre, en José L. Suárez. La reconocieron por las zapatillas.