Ayer un vecino encontró un feto de ocho meses de gestación flotando en el agua de un canal que conecta el río San Francisco con el río Bermejo en Pichanal. Se están realizando las averiguaciones pertinentes.

Un vecino encontró ayer un feto de ocho meses de gestación flotando en un canal que conecta el río San Francisco con el Bermejo en Pichanal. Se están llevando a cabo las diligencias correspondientes.

Ante la novedad, desde la Fiscalía Penal de Pichanal a cargo de María Sofía Fuentes, se dieron las directivas de rigor y se solicitó que el Cuerpo de Investigaciones Fiscales tome muestras biológicas al cuerpo que permitirán realizar futuros cotejos.

La Justicia también pidió que realicen estudios complementarios para tratar de determinar la causa de la muerte.

Compartir
Artículo anteriorRechazado
Artículo siguienteSáenz no se calla