Los familiares de Pamela Argañaraz, fallecida tras recibir una descarga eléctrica cuando colaboraba con los voluntarios de Techos, recordaron a la joven. “La única ayuda que tenía era una tarjeta social”, declaró su madre. 

Pamela Argañaraz tenía 21 años. Era madre de una nena de dos años. Murió el domingo pasado por la tarde cuando intentaba efectuar una conexión eléctrica en una vivienda.
La madre de Pamela, Carmen, aseguró este jueves en Canal 9 que la joven “hacía todo por su hija”. “Siempre le decía que no baje los brazos”, recordó.
La mujer agregó que “la única ayuda” que tenía Pamela “era una tarjeta social, compraba un yogur, una leche y un aceite”.
Los familiares también recordaron que Pamela murió y dejó a una hija de dos años que “ya extraña a su mamá”.
Pamela Argañaraz murió cuando colaboraba con la construcción de una vivienda con Techo, lo que provocó que se cuestionara la organización y la capacitación y la seguridad para el personal que contribuye en sus tareas.