En el marco de la huelga de las choferes cordobesas, el diario Página 12 habla de la salteña Mirtha Sisnero como un caso testigo en la lucha de las trabajadoras excluídas al frente del volante.

El diario Página 12 habla hoy de la salteña Mirtha Sisnero como “un caso testigo” en la lucha de las trabajadoras excluídas al frente del volante.

El matutino describe a Sisnero como “la primera mujer que peleó, desde 2008, por lograr ser colectivera en el transporte público” y recuerda que en nuestra ciudad “el personal femenino estaba excluido al frente del volante”.

“Su demanda llegó a la Corte Suprema, que le dio la razón y confirmó que efectivamente la discriminaban laboralmente por ser mujer, pero a pesar del fallo supremo y que su batalla le abrió la puerta a otras choferes, ella sigue sin conseguir un empleo como conductora de colectivo”, agrega el artículo.

El texto finaliza informando que “a Mirtha también la sancionaron –impidiéndole trabajar– y la aleccionaron por patear el tablero para reclamar trabajo en un coto masculino”.