Este año, la Municipalidad mediante el programa de Padrinazgo autorizó al señor Ernesto Maciel, devoto de Juana Figueroa, a trasladar la gruta hacia el espacio público ubicado en avenida Yrigoyen y Talavera, al frente de donde se encuentra actualmente.

El secretario de Ambiente, Federico Casas, visitó el lugar y remarcó que “este es un padrinazgo especial, porque Maciel es devoto desde hace 31 años de Juana Figueroa y siempre mantuvo, por decisión propia, la gruta ubicada en la vereda del canal Yrigoyen. Hoy vemos cómo con entusiasmo avanzó en la construcción, instaló bancos, colocó plantas y pinos y dos faroles para brindar iluminación”.

Maciel agradeció la confianza brindada y dijo que “para mí es un sueño hecho realidad porque donde estaba la gruta ya era riesgoso. A lo largo de los años, la gente que participa de la devoción ha ido aumentando y se tornó peligroso por el enorme tránsito en la avenida y la cercanía al canal”.