El ex-policía y diputado olmedista, Gustavo Orozco, fue denunciado nuevamente por violencia. En la Legislatura se autorizó un pedido de análisis para determinar la responsabilidad del legislador, también envuelto en casos de tortura.

El diputado de Rosario de la frontera, Gustavo Orozco, ex-policía acusado de torturas y representante del partido de Alfredo Olmedo, Salta Somos Todos, sumó otra acusación en su contra por violencia. En este caso, se trata del periodista de Rosario de la Frontera, Raúl Díaz, quien contó que el legislador irrumpió en su programa de radio con ánimos de censurar su trabajo.

La denuncia formal es por “agresiones físicas y verbales” que el diputado olmedista habría propinado al conductor de FM One. “Es un tipo violento y torturador”, denunció Díaz y contó que el legislador irrumpió en la emisora con una patota de policías. “Consideramos que su accionar no se condice con su labor legislativa y por eso pedimos que intervengan y lo sancionen”.

Gustavo Orozco fue detenido en 2016 por torturar a Pablo y Rodrigo Carrizo para que se declaren culpables del crimen de Martín López. Posteriormente, se descubrió que los jóvenes eran inocentes y el “comisario” justificó su accionar como parte de una “interna policial”.

Orozco además figura como sospechoso de la tortura seguida de muerte de Claudio Valdivieso, un joven que apareció muerto en la comisaría 31 de Rosario de la Frontera.