Estudiantes, militantes de organizaciones feministas y familiares de Johana Ramallo, la joven de 23 años desaparecida desde el 26 de julio de este año, marcharon en La Plata para exigir al Estado que se potencie la búsqueda.

Marcharon en La Plata estudiantes, militantes de organizaciones feministas y familiares de Johana Ramallo. La joven no está en casa desde el 26 de julio de este año. La marcha tenía como fin exigir al Estado que ponga más empeño en su búsqueda.

El último día que se la vio, la estudiante de la Universidad de Bellas Artes almorzó con su familia, comentó que volvería a las 8 de la noche y se fue. No se supo nada más de ella. La causa se catalogó como “averiguación de paradero” y recién hace unas semanas la familia logró que pasara a la justicia federal.

“Hay un Estado cómplice que nos abandona y necesitamos que la Justicia nos diga si Johana fue víctima de una red de trata para que nos pongan en alerta y cuidemos a nuestras chicas”, dijo a Página 12 Marta Ramallo, madre de la joven.

Compartir
Artículo anteriorY sigue subiendo
Artículo siguienteAlto orgullo