La unidad de desintoxicación del Hospital del Milagro dejará de funcionar. Trabajadores del sector manifiestan preocupación.

En el lugar pronto a ser cerrado funcionan ocho camas que son utilizadas para la recuperación de casos relacionados a las adicciones. La desintoxicación a veces requiere de varios días de internación, que se cumplen en el lugar.

Una de las psiquiatras que trabaja ahí comentó que las camas siempre están llenas: “Son chicos que están mucho tiempo en la calle en exposición permanente”, agregó.

Según esta profesional, de apellido Flores, el gerente del viejo Hospital del Milagro, Edgardo Esteban, fue quien comentó que el cierre de esta unidad ocurrirá una vez que funcione la unidad que acondicionarán en el Hospital Ragone.