El intendente de Rivadavia Banda Sur, Leopoldo Cuenca, volvió a apropiarse de tierras. Esta vez los damnificados no fueron pobres campesinos sino empresarios poderosos y el caso llegó a la prensa nacional. Dicen que Cuenca roba para la corona.

El empresario Marcelo Pocovi, titular de la firma Tierra Vasca, denunció ante la Oficina Anticorrupción al intendente de uno de los municipios más pobres del país por varios delitos, entre ellas, el robo de tierras.

“Tierra Vasca llegó a ese rincón del chaco salteño en 2005, cuando compró 28.800 hectáreas de la finca Las Colmenas, en Pichanal, Orán, en una zona extremadamente pobre y alejada. Luego de una experiencia exitosa con el cultivo de soja, que abandonó por una serie de cuestiones -incluidas, las retenciones-, en 2010 tuvo su primer conflicto con Cuenca, intendente del departamento vecino”, precisa el portal Infobae que también recupero la voz del empresario: “Ese año hicimos una denuncia por intento de usurpación. El intendente se quiso meter. Primero empezó a robar madera. Y en 2014 alambró una parte invocando derechos que tenía sobre un campo vecino”, contó Pocovi a Infobae.

El portal reconstruyo un tanto el modus operandi del cuestionado jefe comunal y enfatizo que según consta en la cédula de la parcela de ese campo vecino, que se llama Las Botijas, Cuenca se quedó en 2009 parte de los derechos hereditarios del hijo de su propietaria -que murió en 1959-, quien se los cedió al intendente de manera gratuita, es decir, sin pagar, lo que naturalmente despierta suspicacias. “Como hay un tema de superposición de parcelas, de unos 50 metros, nos alambró nuestro campo. Pero no alambró una parte, sino unas 3 mil hectáreas, cuando el campo de él tiene 1.800 hectáreas”, lamentó Pocovi.

Esa disputa derivó en una serie de denuncias y presentaciones judiciales, en un Poder Judicial que no acompañó a Pocovi. Un dato sirve para graficarlo: el abogado del jefe comunal pidió el expediente prestado el 17 de marzo y lo devolvió el viernes pasado.

Pocovi recuperó la posesión de su campo en medio del conflicto, pero hace unos 3 meses vio que estaban bajando luz en el campo de su vecino y temió por su futuro. Entonces empezó a averiguar los antecedentes de Cuenca. “Lo que encontré es tremendo, tienen denuncias por robo de madera, robo de dinero de la Anses que debía custodiar su suegra y era para el pago de jubilaciones, problemas con otros campos, y varias cosas más”, resumió el empresario.

Uno de los conflictos por tierras más famoso que tiene como protagonista a Cuenca es en el campo Esquina Grande, en la misma zona. Según una investigación de El Tribuno, el jefe comunal ofreció a decenas de criollos pagar los costos de un juicio de usucapión y les hizo firmar un papel a través del cual ellos le cedieron a él 70% de los terrenos.

El empresario Pocovi finalmente declaró que “El problema no es que Cuenca actúa por sí, como sí lo hizo en mi campo, sino que en las demás cosas no es un negocio de él, sino de más arriba. Todos en Salta saben que él responde al vicepresidente de la Cámara de Senadores, Mashur Lapad”, explicó. Y concluyó: “Y si miramos más arriba, siempre hay un gobierno al que le conviene que haya intendentes controlando territorios alejados. Hacen sus negocios, pero aseguran los votos”.