Más de 100 mujeres periodistas presentan una candidatura colectiva para un puesto de redactor jefe en ‘Le Parisien’ como protesta.

Las periodistas del diario Le Parisien han recogido el guante de la lucha feministaen pleno auge del movimiento contra el acoso sexual #MeToo. Esta vez, más de un centenar de redactoras del medio francés han presentado como protesta una candidatura colectiva para el puesto de redactor jefe en la edición dominical, vacante desde principios de enero.

En un primer momento, 77 mujeres expresaron por escrito su deseo de ocupar el puesto. Ahora son 111 mujeres y 113 hombres, que también se han sumado a la candidatura en señal de “solidaridad y de llamada a la ejemplaridad”, expresaron por escrito el pasado 11 de enero.

“Le someto mi candidatura de principio al puesto de redactora jefa. En principio, porque mi perfil no se corresponde quizás al puesto actualmente abierto. En cambio, numerosas mujeres están totalmente calificadas. Ser una mujer no es una competencia, pero ser un hombre tampoco”, reza el texto remitido a Recursos Humanos.

En una redacción de 344 periodistas, 139 son mujeres. Asimismo, cinco hombres lideran la cúpula editorial del diario. Otros cinco están al frente de las ediciones regionales y otros dos dirigen la revista dominical. La única mujer que ha conseguido romper el techo de cristal está a cargo de la revista femenina, La Parisienne.

“En ocho años que llevo en el diario, sólo he visto una mujer en la dirección de la redacción”, señala la redactora Florence Méréo en unas declaraciones recogidas por La Vanguardia.

En un comunicado, la dirección responde que la ausencia de mujeres en los puestos directivos del diario no es por “voluntad”, aunque entienden “la constatación” de la propuesta. No obstante, las periodistas avisan: “El cargo dominical sigue vacante. Y más allá de ese puesto, permaneceremos vigilantes para que una verdadera paridad se instale en Le Parisien”.