Dos eventos para el fin de semana: la presentación del disco de Lautaro Tissera Favaloro y la obra unipersonal Ser o no ser, esa es la cuestión, una adaptación de Hamlet. (C.Q.)

Un nuevo fin de semana y la invitación llega desde La Ventolera Espacio de Arte, quienes tendrán en su sala ubicada en O’Higgins 585 (entre viernes y domingo) una cartelera más que recomendable. Las entradas, para todos los días, tienen un costo de $100.

Arrancamos el viernes 27 de abril a las 22.00 con la presentación en vivo del disco Música Argentina, de Lautaro Tissera Favaloro, que si bien resulta ser sobrino-nieto del afamado cardiólogo, ese es un dato meramente anecdótico en relación a lo que nos interesa de este guitarrista nacido en La Plata, que en este su segundo material publicado cuenta con 10 obras de músicos casi míticos para la cultura rioplatense, como Máximo Barbieri, Julio de Caro, Eduardo Falú, Astor Piazzolla y Horacio Salgan.

Este material ya fue presentado en escenarios alrededor del mundo, y las milongas y tangos interpretados por Tissera Favaloro resonaron en Kuwait, Pakistán, India, Rusia, Eslovenia, Pakistán y México.

Otra opción, también en la misma sala, pero los días sábado 28, a las 20.00, y domingo 29 a las 21.00, es la que presenta el actor y director Pascal Green, quien desde tierras holandesas trae su versión de Hamlet, o al menos una reescritura de este clásico de las tablas, y una de las obras más reconocidas de la literatura anglosajona clásica.

Como un desafío, la invitación nos dice que el público “entrará en contacto con sus propios dilemas existenciales a través de los conflictos del personaje y del propio actor. A partir de referencias a los textos originales y a temas contemporáneos planteados por los filósofos de hoy, el director y actor le ofrecerá al espectador una visión completamente nueva de Hamlet: su acto y su caída”.

Además si usted queda complacido ─tanto como si no lo hace─ con lo que presenció, podrá conversarlo luego con Green, quien se prestará para una charla posterior a su actuación, abriendo el juego a conocer la palabra de los espectadores “para compartir, preguntar y reflexionar con más profundidad sobre las temáticas de la obra”.