Extraño caso de secuestro y arrepentimiento posterior con devolución incluida. Ocurrió en un cruce de Pichanal. Cinco sujetos se llevaron por la fuerza a un gendarme. Un día después lo dejaron donde lo encontraron.

El miércoles pasado, un joven de 21 años caminaba por la intersección de la rutas nacionales 34 y 50, en Pichanal. Se trataba de un efectivo perteneciente al Escuadrón 20 de la Ciudad de Orán. A la 1.30 de la mañana aparecieron cinco personas que lo golpearon y le arrebataron la mochila. Luego lo maniataron con una soga, le taparon los ojos con una venda y lo subieron a un auto.

“En la denuncia dijo que escuchó que los sujetos decían que lo iban a hacer boleta, pero cuando encontraron la credencial de gendarme en la mochila decidieron no causarle más daño para no tener problemas”, indicaron las fuentes, según publicó Radio Salta.

Los delincuentes lo tuvieron secuestrado todo el miércoles sin alimentos ni líquidos y recién en la madrugada de ayer jueves lo soltaron en el mismo lugar donde lo habían secuestrado. Sólo le devolvieron la billetera y la credencial. Por el momento no hay detenidos.