Opiniones cruzadas sobre el caso Mazzone. El diputado Guillermo Martinelli asegura que la conducta del intendente de El Bordo no es ética. Mario Cuenca, líder comunal de Campo Santo, consideró que el escándalo se está usando para obtener réditos políticos.

A casi un mes del escándalo de las fotos de Juan Rosario Mazzone, la polémica sigue instalada en la provincia. En las últimas horas, brindaron su opinión el intendente de Campo Santo, Mario Cuenca, y el diputado provincial Guillermo Martinelli, con posturas opuestas entre sí.

Para Martinelli, la conducta del intendente Mazzone no es ética. Dijo en FM Capital que “lo del Concejo Deliberante me suena con características diferentes a lo que debiera ser la intervención de El Bordo” pero que de todos modos se trabajará sobre el fondo de la cuestión para dar con la decisión más adecuada.

En FM Aries, Cuenca consideró que “estas cosas siempre eclosionan en época de campaña, quizás buscando sacar algún rédito político desprestigiando a un dirigente”. Agregó que fuera de campaña la situación es totalmente opuesta y reina la paz en los municipios.

Las declaraciones se suman a las que había emitido el diputado nacional por el FPV, Carlos Kunkel, quien a comienzos de la semana expresó que lo ocurrido con Mazzone es una injusticia. FM Profesional informó que Kunkel no descartó que se trate de una maniobra política para perjudicar al jefe comunal.