Rodolfo Antonelli se defendió del último informe de la Auditoría General de la Provincia sobre su intervención en Coronel Moldes. Cargó contra su antecesor y su sucesora. 

El interventor que designó la Provincia al deponer a Osvaldo García como intendente de Coronel Moldes, Rodolfo Antonelli, quien se mantuvo en el cargo hasta diciembre último, se defendió sobre las acusaciones que emergen sobre él a partir del último informe de la Auditoría General de la Provincia, donde se señala que su gestión dejó deudas por unos 20 millones de pesos.

En un artículo publicado en La Gaceta, Antonelli se defendió sobre este informe, primero que nada, aduciendo que está incompleto ya que, dentro del análisis, faltan computarse los últimos dos meses de su gestión.

Paralelamente, el “Conejo” acusó a García por sus tejemanejes económicos, asegurando que al ser destituido ya había acumulado una deuda de 14 millones de pesos.

Asimismo, también criticó a su sucesora, Rita Carreras, de quien dijo que creó cargos que el municipio no está en condiciones de solventar.