Tras un enfrentamiento con manifestantes, la policía jujeña informó que en un futuro optará por el uso de armas no letales, para ello instruirán a sus efectivos en el lanzado correcto de piedras.

Un video que circula las redes sociales da cuenta del bochornoso accionar de la policía jujeña, que en un enfrentamiento con trabajadores del ingenio Ledesma no tuvieron mejor idea que armarse de cascotes y piedras para enfrentar a los manifestantes.

“Soltá la piedra, vigilante” se escucha en el audio del citado video que desató una serie de comentarios para nada amigables con las fuerzas del orden de la vecina provincia. Al respecto, el jefe de la policía jujeña, el comisario Emiliano Pedraza, comentó: “Esa era una prueba piloto de un nuevo accionar que se recomienda a nuestros policías en lo que respecta al uso de armas no letales con fines de disuasión en lo que respecta a todo tipo de disturbios, pero sobre todo a lo que respecta a manifestaciones que alteren el orden público”.

Consultado por quién dio la orden de levantar los cascotes del pavimento y arrojarlos contra los manifestantes, Pedraza argumentó que se “están llevando adelante las investigaciones del hecho”. Además el jefe de policía comentó que se está capacitando a los uniformados en el “uso y aprovechamiento del entorno para situaciones de despeje de ruta, por lo que no descartamos en un futuro ya no necesitar de armas, sino volver al confiable palo y piedra”.

Para ello se han tomado las medidas del caso y anuncian la llegada de expertos arrojadores de piedras de la escuela Inti Fada, una de las de mayor renombre a nivel internacional en arrojado de proyectiles y demás giladas.

Compartir
Artículo anteriorJuan Falopa II
Artículo siguienteSe equivocaron de yuyo