Roque Mascarello, ministro de Salud.

El ministro de Salud, Roque Mascarello, aclaró que las medidas para reducir el déficit fiscal “no influirán en la prestación de los servicios sanitarios” y confirmó la inversión de 4 millones de euros en equipamientos para los hospitales San Bernardo y San Vicente de Paúl.

El ministro de Salud, Roque Mascarello, aclaró que las medidas para reducir el déficit fiscal anunciadas por el jefe de Gabinete Fernando Yarade “no influirán en la prestación de los diferentes servicios sanitarios”.

En declaraciones a la prensa, el ministro destacó los esfuerzos que se hicieron por parte del gobierno provincial en materia de infraestructura y recursos humanos y aseguró que existe un descenso paulatino de la mortalidad infantil.

“La meta es lograr una tasa de mortalidad de un dígito, es decir por debajo del 10 por mil” precisó en el programa televisivo “Días de Miércoles” y consideró que el sistema de salud “tiene que funcionar de manera articulada, debe ser eficiente, desburocratizado y con capacidad de dar respuesta a la gente”.

Finalmente, Mascarello destacó la inversión de 4 millones de euros para la compra de equipamientos médicos para los hospitales San Bernardo de Capital y San Vicente de Paúl de Orán.