Diputados buscará sancionar hoy el Presupuesto y convertir en ley los acuerdos fiscales. La Cámara realizará este jueves una sesión especial.

Para sancionar estas iniciativas el oficialismo convocó a sesionar a las 10, tras emitir esta tarde los dictámenes correspondientes en un plenario de la comisión de Presupuesto.

En lo que será la última deliberación del año de este cuerpo legislativo, para la aprobación del proyecto de Presupuesto, el oficialista interbloque Cambiemos cuenta con el respaldo del bloque Argentina Federal -referenciado en los gobernadores del PJ-, del Frente Renovador (con disidencias parciales) y de otros bloques minoritarios con anclaje en provincias gobernadas por otros signos políticos (Neuquén, Misiones, Santiago del Estero).

En contra, ya adelantaron que se pronunciarán el Frente para la Victoria-PJ, el peronismo puntano, la Izquierda, Libres del Sur y el Movimiento Evita, entre otros.

La Comisión de Presupuesto-conducida por el macrista Luciano Laspina-realizó sustanciales modificaciones al proyecto de Presupuesto 2018 presentado por el gobierno para adecuar el cálculo de gastos y recursos a la reforma tributaria y el consenso fiscal acordado entre el gobierno y los mandatarios provinciales.

Previamente, el oficialismo emitió dictamen favorable a los proyectos aprobados en el Senado sobre consenso fiscal y reforma de la ley de Responsabilidad Fiscal y sobre prórrogas de impuestos de ganancias, débitos y créditos bancarios, bienes personales, monotributo y cigarrillos que se votará mañana y se enviará en revisión al Senado.

El presupuesto 2018 contempla un crecimiento anual de 3,5% del PBI, un aumento de 12% para la inversión y una inflación anual promedio de 15,7%, consistente con las metas del BCRA, de 10% con una variación en más o en menos del orden de 2%.

Además, prevé un dólar en $19, un aumento del consumo de 3,3% y un aumento de obras de infraestructura en un 17%.

En este proyecto de presupuesto, el artículo 37 permitirá al Jefe de Gabinete reestructurar partidas hasta un tope del 5% en lugar del 7,5 como se estableció para este año.

El proyecto de Presupuesto 2018 contempla un gasto primario de casi 2,5 billones de pesos, recursos tributarias por más de 2 billones y una reducción del déficit de 4,2 a 3,2%.

De acuerdo con estas previsiones, los ingresos crecerán 19% con respecto a este año, mientras que el gasto primario subirá 14%, y el gasto de capital lo hará 17,2% por encima del gasto total primario.

El proyecto girado en septiembre prevía que los aportes y contribuciones a la seguridad social iban a crecer 22,3%; el IVA, 20,5%, Ganancias, 20,7%, y el impuesto al cheque, 18,9%, pero esos números se verán disminuidos.

Durante el debate en comisión, el ex ministro de Economía Axel Kicillof reclamó que el gobierno “rearme de nuevo el presupuesto, ya el texto quedó viejo, obsoleto y desactualizado” y ratificó su rechazo a esta iniciativa porque se “trata de un presupuesto de ajuste”.

“Este presupuesto y las leyes que nos quieren hacer votar van a generar más problemas económicos con lo cual no sirven para nada”, agregó el diputado kirchnerista.

Desde el oficialismo, defendieron los lineamientos principales del proyecto del Poder Ejecutivo, apoyándose en la exposición que realizó Dujovne ante la comisión.

“Por primera vez desde 2004 los recursos crecerán más que el gasto primario, por lo que este proyecto de presupuesto es sólido y creíble. Así como sucedió en el 2017 gastaremos el dinero” previsto en la ley sancionada por el Congreso”, había dicho el funcionario en septiembre, al presentar el proyecto en el Parlamento.

El proyecto de Presupuesto, que reglamentariamente debe ser presentado en septiembre, recién comenzó a ser debatido la semana pasada con las presencias de los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Transporte Guillermo Dietrich.

Desde Cambiemos decidieron aguardar hasta el recambio legislativo del 10 de diciembre, para afrontar este debate con una composición más favorable, la que surgió de las elecciones del pasado 22 de octubre.

Fuente: Ámbito