Cristina da señales de meterse en la interna del PJ tras el fallido acto de unidad. Recibió a dos intendentes K y dio el visto bueno para otra convocatoria. No dijo si será candidata.

Tras el fallido acto de unidad peronista, Cristina Kirchner eligió no mantenerse al margen. En un gesto que entusiasma a quienes creen que sólo ella puede ordenar la feroz interna, la ex mandataria se reunió con dos intendentes K y concluyeron en que el espacio se debe reagrupar detrás de su “centralidad y protagonismo”. En ese sentido, ella comenzará a recibir “de a uno” a los que quieran visitarla.

Los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada) – siempre leales- fueron los convocados. El encuentro tuvo lugar en el departamento de la familia Kirchner en Recoleta, y aunque los jefes comunales no se llevaron la confirmación de una candidatura, se fueron con la convicción de que Cristina se pondrá al frente del armado del FPV.

“La unidad que habíamos organizado se vio frustrada y nos dimos cuenta que más allá de la voluntad de estar juntos, hace falta una propuesta programática. Eso es lo que vamos a hacer, con una centralidad fuerte de Cristina. Ella está dispuesta a eso”, explicó a Clarín Ferraresi, y aseguró que la ex presidenta se mostró “sorprendida” por lo que sucedió el martes pasado cuando un grupo de más de 20 intendentes decidió faltar al encuentro organizado por Máximo Kirchner, por la presencia del ex vicepresidente Amado Boudou y otros aliados K como Luis D’Elia y Gabriel Mariotto y Martín Sabbatella.

El primer paso será un encuentro -el martes que viene en el Instituto Patria- con jefes comunales. Pero no todos serán convidados. El llamado le llegará a aquellos que “han mantenido una misma línea de coherencia este año y medio”. También podrán sumarse algunos que se mostraron ambiguos pero hoy están alineados.

Parte del grupo Fénix y de los Esmeralda habían solicitado una certeza por parte de la ex presidenta, ya que su definición puede desencadenar otros movimientos. Pero, por ahora, deberán seguir con la incertidumbre.

“El otro día, en el acto, se escuchó la palabra ‘impresentable’ para hablar de algunos compañeros. Pero impresentable es haber acompañado en la cámara la negociación con los fondos buitres y otros proyectos que van contra el campo popular”, sumó Ferraresi, quien aclaró que “todos sabían quién iba a ir al acto”. “El encuentro se diseñó después de dos meses de trabajo y estaba la lista de presentes”, afirmó.

La candidatura de Florencio Randazzo -que pide internas- también fue tema de conversación en la charla con Cristina y el ex ministro de Transporte fue criticado por el silencio que mantuvo frente al principio de la gestión de Mauricio Macri.

Igualmente, desde el entorno K dicen no descartar una primaria “razonable y con respeto”, aunque antes trabajarán para concretar la unidad.

Fuente: Clarín