Mario Cuenca fue ayer reelecto como presidente del Foro de Intendentes de la Provincia de Salta (FIPSa), sitial al que llegó en mayo de 2016 cuando se impuso sobre Nardo García, el crédito al que apostaba el por entonces ministro de Gobierno, Juan Pablo Rodríguez.

En la asamblea de ayer, el intendente de Campo Santo reunió más de cuarenta avales entre las y los jefes comunales, incluido el representante capitalino, Gustavo Sáenz.

No se presentó ninguna lista opositora y los consensos en torno a la figura de Cuenca, ciertamente a veces distante y a veces cercano al gobernador, demuestran que Grand Bourg no recupera terreno perdido y se mantiene distraído en pujas internas para ver quién hereda a Juan Manuel Urtubey en la Casa de Gobierno.

Tras confirmarse un nuevo período suyo al frente del FIPSa, el jefe comunal de la ciudad con nombre sepulcral se mostró abierto a participar de la “Agencia Federal de Municipios” que Sáenz junto a pares de otras provincias pretenden poner en pie como alternativa a la Federación Argentina de Municipios que titulariza la peronista Verónica Magario de La Matanza.

“Mientras se formen asociaciones o algo que sirva para trabajar y que sirva para la gente, bienvenido sea”, manifestó Cuenca, quien además añadió como punto fuerte de su gestión como presidente del FIPSa la lucha por una mejor coparticipación provincial a los municipios, y anticipó que la entidad presionará para formar parte de cualquier discusión que tenga que ver con reformar la Constitución de la Provincia.