El Centro Azucarero Argentino (CAA) emitió ayer un duro comunicado criticando el proyecto de reforma fiscal de Macri. Aseguran que la variable de ajuste serán los trabajadores. En Orán y Campo Santo hay preocupación.

“Se generarán importantísimas pérdidas de puestos de trabajo en la cadena azucarera”, alertó el Centro Azucarero Argentino, cuyos directivos estimaron que se perderán alrededor de 5 mil puestos de trabajo solo en el sector azucarero concentrado mayormente en el NOA. “El incremento de la recaudación impositiva no será directo debido a la reducción del consumo”, sostuvieron.

Cabe mencionar que la iniciativa oficial -que debe ser aprobada por el Congreso- dispone una suba de 9 puntos (del 8% al 17%) para las bebidas azucaradas, al tiempo que elimina el impuesto para las gaseosas sin azúcar que se ubica hoy en un 4%. “La medida es discriminatoria en contra del azúcar y claramente promueve una sustitución de insumos nacionales por otros importados de dudosos beneficios para la salud humana”, consideró el CAA.

Como si todo esto fuese poco, la Cámara de Alcoholes (que representa al sector de Tucumán, Salta y Jujuy) apuntó contra la Casa Rosada por reducir un 29% el precio del bioetanol mediante la resolución 435-/2017 publicada este miércoles. “Esta medida es un golpe brutal al sector productor de biocombustibles con origen en caña de azúcar”, remarcó la entidad. “El sector genera 50 mil empleos directos y 200 mil indirectos en el NOA con más de 6 mil cañeros, proveedores y contratistas”, añadió.

Raúl Robín, presidente de Economías Regionales de la CAME manifestó que “el Gobierno debiera rever esta decisión porque se trata de un sector que, no solo genera beneficios económicos, sino también ambientales por su carácter de verde y renovable”.