Los colegios privados ya tienen definido cuál será, a grandes rasgos, el esquema de aumentos que aplicarán para las cuotas del próximo ciclo lectivo: entre el 25% o 30%.

Es lo que sostuvieron fuentes ligadas a la educación privada a El Cronista, aunque reconocieron que el “número definitivo”, estará disponible en la segunda quincena de febrero.

Ese medio nacional puso como ejemplo, incluso, lo ocurrido en la provincia de Salta al finalizar 2015: “Si bien la media del incremento en este caso se dio en torno del 30%, en provincias como Salta, por ejemplo, algunos establecimientos se anotaron con subas que tocaron el 50 por ciento”.

En las escuelas privadas sostienen que el peso central de sus tarifas está dado justamente por los salarios de los docentes, sobre todo en aquellas que no tienen una estructura que les permita generar ingresos a través de otro modo más que las cuotas.

La necesidad de incrementar las cuotas que los colegios dicen tener es tal, que en algunas provincias los gobiernos locales llegaron incluso a habilitar aumentos “a cuenta” que comenzaron a regir en diciembre y que luego serán completados una vez que los docentes hayan cerrado la paritaria.

Los movimientos más fuertes se verán en aquellas escuelas privadas que no cuentan con subvención por parte del Estado. Mientras mayor apoyo estatal reciban, menor será la suba que podrán experimentar sus cuotas.