El gobierno anunció que el aumento de tarifas anunciado podría variar. “A medida que avance el año veremos si hay que hacer alguna corrección o no”, aseguró el ministro Dietrich.

El ministro de Transporte Guillermo Dietrich anunció el nuevo cuadro tarifario del transporte público en el área metropolitana de Buenos Aires, que incluye colectivos, trenes y subtes, y también la creación un sistema de boleto multimodal, llamado Red SUBE, que otorgará descuentos para quienes tomen dos o más servicios combinados.

En el marco de la conferencia de prensa que brindó en el microcine de Hacienda, el funcionario explicó que el boleto mínimo de colectivo en el AMBA pasará de $ 6 a $ 8 desde el 1 de febrero, a $ 9 desde abril y a $ 10 en junio.

Sin embargo, en un mano a mano que mantuvo con algunos medios entre los que estuvo ámbito.com luego de la conferencia de prensa, Dietrich señaló que los cambios en las tarifas se irán “evaluando y a medida que pase el año veremos si hay que hacer alguna corrección o no”. “Lo que hay que destacar es que lo hemos hecho gradual”, remarcó el titular de Transporte sobre los aumentos.

“No es solo un aumento de tarifas, es un cambio en el sistema tarifario”, sostuvo al hacer hincapié en el lanzamiento de Red SUBE, por la cual los usuarios deberán abonar el 100% del costo del primer servicio, y contarán con un descuento de 50% para el segundo boleto, y a partir del tercer viaje y siguientes, el descuento será del 75%; es decir, pagarán los boletos al cuarto de su valor.

Vale recordar que los trenes que hoy cuestan $ 2 (Líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza) subirán a $ 2,75 y luego 25 centavos en abril y otros 25 en junio. Los que en la actualidad se cobran $ 4 (Mitre, Sarmiento y San Martín) pasarán a $ 5,50 y luego subirán 75 centavos en abril y 75 más en junio. En este caso, los incrementos van desde el 62,5% hasta 69,75%, respectivamente. “Este cambio de esquema tarifario tiene una fuerte orientación a quienes más lo necesitan”, argumentó.

Ante la consulta sobre una posible ola de protestas, Dietrich sostuvo que en la cartera de Transporte se mantienen “abiertos a los cambios, pero fruto de estudiar el comportamiento de la gente todas estas cuestiones las venimos analizando desde antes que asumimos; ya teníamos una visión de ir hacia la tarifa integrada”.

Asimismo, no mostró preocupación por una posible judicialización de la medida: “El antecedente que tenemos respecto a la última actualización tarifaria es que hubo 30 amparos y ninguno prosperó”. En este marco, señaló que la consulta popular que se lanzó hoy y estará vigente hasta el 24 de enero, apunta a “poner una capa más de transparencia y mayor participación”.

Consultado acerca de los subsidios al sector y si el Gobierno piensa mantenerlos en el tiempo, Dietrich respondió que “siendo un componente importante del transporte”. “A diferencia de la energía y otros sistemas, el transporte es más complejo. Para hacer los números finales, va a depender de cuánto mucho se integre la gente, dependiendo de la evolución de la paritaria del sector, que es en abril; de la cantidad de gente que viaje, porque cuanto más se usa es mejor, a diferencia de la energía; si llegara a pasar gente del auto al tren es un ingreso que no teníamos”.

“La realidad es que es un proceso de un año y al final haremos la cuenta de cómo resultaron todas las variables del sistema, que tienen una gran complejidad. A fin de año sabremos cómo resultó. Sí es un dato objetivo que de los subsidios hay un mayor componente que va a la persona que hace un segundo o tercer viaje”, explicó.

Fuente: Ámbito