La encargada de prensa de la Fundación El Arte de Vivir, Beatriz Goyoaga, replica las notas de Cuarto Poder sobre el convenio entre esa ONG y el Grand Bourg. La reproducimos aunque el vínculo contractual sigue sin ser difundido por la provincia y la organización del hindú Sri Sri Ravi Shankar.

Las notas publicadas por Cuarto Poder son las siguientes: “Espiritualidad PRO, apta para todo público” (21/5/2016), “Un llamado desde el más allá” (28/5/2016); y  “Entre el yoga y la patriada educativa” (4/6/2016). La primera de ellas motivó una comunicación telefónica de la periodista española con el autor de la misma quien se comprometió, el martes 17 de mayo pasado, a publicar la réplica como acostumbra a hacer este medio ante cada pedido en ese sentido. Como el escrito nunca llegó, la segunda de las notas reseñadas daba cuenta de los reclamos realizados telefónicamente por la encargada internacional de prensa de la Fundación. La última de las notas publicadas, por su parte, se redactó cuando la polémica ya estaba desatada, surgieron versiones no desmentidas sobre el convenio firmado que incluía 10 millones de pesos, versiones que se potenciaban por un hecho al menos curioso: a más de un mes de rubricado el documento no fue publicado por el gobierno provincial en el Boletín Oficial como ocurre con todos los actos administrativos ejecutados por el mismo.

Finalmente, Goyoaga remitió su descargo que en lo central defiende a la institución, al fundador de la misma, aclaró situaciones que sin embargo existieron y nada dijo sobre las características del convenio en cuestión. Reproducimos a continuación íntegramente la nota cuyo título original es “Detrás de los telones”:

“Mucho se dice, se escribe, se supone, se malinterpreta y a veces se cita a terceros cuya opinión y cuyas fuentes  no son ni comprobables ni veraces. Es el caso de información repartida sobre El Arte de Vivir Argentina, que debido a las conocidas batallas y peleas políticas que tienen lugar durante las campañas o por otros motivos de interés político y lucha de poderes ha salido mal parada.

Como periodista y fundadora de El Arte de Vivir en Argentina cumplo con la misión de aclarar a este medio de Salta lo que hace la Fundación y dudo que sus lectores se opongan a un trabajo tan loable cómo ayudar a tener menos violencia, menos consumo de drogas, menos agresividad, menos peligro en las calles.

Quiero aclarar que la fundación El Arte de Vivir, registrada ante ONU hace 35 años, fue investigada por el gobierno por evasión fiscal (como parte de otra campaña política orquestrada profesionalmente) sin embargo no se publica que fue el mismo gobierno con el Sr Echegaray al frente de la AFIP quien devolvió a la Fundación  la exención impositiva, a la que el mismo le había retirar por la supuesta evasión de impuestos. Éste caso ha sido en toda la historia de la agencia recaudadora el segundo caso al que se le devuelve a una organización la exención impositiva. La fundación tenía y tiene todos sus papeles en regla.

Se denomina  con desdén al Arte de Vivir como la fundacion del PRO y a Sri Sri Ravi Shankar como el Maestro del Presidente cuando en verdad el señor Macri ni siquiera ha tomado el curso de El Arte de Vivir.  Sri Sri fue recibido por él, como lo recibieron también los cuatro anteriores jefes de gobierno de la municipalidad y representantes de los gobiernos nacionales y como lo ha recibido Juan Manual Santos de Colombia, Obama en USA o Angela Merkel Alemania, Nicolas Maduro en Venezuela y Fuad Masum de Irak por mencionar solo los del año pasado. Tiene 14 doctorados HC de las universidades más prestigiosas del mundo y más de 300 reconocimientos por la labor de las fundaciones por el creadas que trabajan en 156 países. Son más de 370 millones de personas en 5 continentes. Así mismo fue 5 veces nominado al Nobel de La Paz y ya le otorgaron el equivalente del Nobel en Asia, el predio Mahatma Gandhi. El mes pasado después de convocar 4.5 millones de personas en Dehli por la paz mundial, el gobierno de Narendra Modi le otorgo el exclusivo premio de Padma Vibhushan Award por el bien que El Arte de Vivir hace a los necesitados.

En Argentina tanto militantes del partido oficialista actual como de la oposición participan en los programas, como también periodistas, militares, policías, presidiarios, académicos, en hogares de transeúntes, mendigos y enfermos terminales. Estos últimos no tienen micrófono y no se los menciona pues tampoco le sirve a los políticos y a los medios para hacer campañas.

El Arte de Vivir incluye a todos, sin embargo se denomina al Arte de Vivir como el grupo VIP ignorando que hay más de 800 instructores de RAS, que regularmente trabajan donde la fibra social ha sido dañada y donde más se necesita apoyo. También se omite que unos 2000 voluntarios salen a la calle con diferentes proyectos como asistir a los sin techo, distribución de alimentos, entrega de ropa, frazadas, sacos de dormir y ayuda legal.

El Arte de Vivir firma convenios y acuerdos para trabajar en escuelas en municipios, en barrios y en cárceles con todos los gobiernos del mundo en Estados Unidos, en Cuba, en Colombia, en Alemania , en Irán, Oman, África, India, Argentina con grandes resultados.  En México gracias a un convenio firmado con el gobierno más de 3000 jóvenes de 12 a 16 años han tomado los programas de reducción de violencia y consumo de drogas en lugares donde ni siquiera la policía se atreve a entrar y donde el valor de la vida es muy bajo.  Ahora los directores de las escuelas ruegan que regresen los instructores y ayuden a formar a estos jóvenes cuyos destinos son turbios.

En Argentina más de medio millón de personas se han beneficiado en los diferentes programas de esta fundación que abarcan barrios, enfermos terminales, a las niñas madres, hospitales las situaciones de calle las personas enfermas mentales, discapacitados, la protección del planeta y medio ambiente, disminución de la contaminación y también empresas, colegios, políticos, y sindicatos. El que es religioso puede profundizar y el que no lo es puede poner en práctica los valores humanos comunes a todas las religiones. El arte de vivir no excluye a nadie.

Si pretendemos crear una sociedad con menos violencia en el deporte en colegios y calles hay que estar en todos los campos, tomando responsabilidad por todos y no esperar a que el gobierno, la policía , el director o los empresarios cambien.

Fue la El Arte de Vivir que junto a Naciones Unidas unio a mas de 60 millones de personas con su programa “Levántate y Hazte Oir” reclamando a los gobiernos que cumplan con los acuerdos firmados en el cambio del milenio, de reducir la pobreza,  la discriminación y la contaminación.

En el año 2000 el Arte de Vivir plantó junto con Naciones Unidas 64 millones de árboles alrededor del planeta, 22.000 en Argentina,  se han recuperado Ríos en países donde los campesinos se suicidaban por la sequía y la famina.

En la Argentina más de 10,000 hombres y mujeres privados de su libertad han recibido asistencia para recuperar su autoestima ayuda a la reinserción, ayuda a familiares de todo tipo, documentación, ayuda legal y ayuda económica en muchos casos. En la cárcel de San Martin existe un pabellón de buen comportamiento donde todos los presos meditan, trabajan, respiran, estudian, y colaboran unos con otros ayudando a la convivencia. Muchos son ahora instructores del Arte de Vivir una vez cumplida la condena y regresan a la cárcel para ayudar a los que están todavía detrás de la reja. En la escuela de policía Bucetich más de 350 agentes de policía como 800 agentes del servicio penitenciario de la provincia de Buenos Aires han tomado el programa de reducción del estrés laboral con excelentes resultados y reconocimientos.

El programa internacional  “un dólar por día” recauda en Europa y en Estados Unidos ayuda para los niños de las zonas más desprotegidas con más de 45,000 niños asistidos en escolaridad gratuita libros y alimentación en 5000 escuelas en India y África

La Fundación, que tiene rango de consultor ante ECOSOC el Consejo Económico Social y Cultural de Naciones Unidas, tiene tanto empleados como también voluntarios y trabaja en sedes, colegios universidades, casas de familia y barrios. Como toda las fundaciones del mundo imparte sus actividades en todos los estratos sociales, está legalmente registrada en la Argentina desde el 2006 y cumple con sus obligaciones impositivas.  Cobra por algunos cursos y da otros tantos gratuitos y becados.

No recibió NINGUN dinero de la municipalidad de Buenos Aires para la venida de Sri Sri  en el 2012 cuando se reunieron 150.000 personas a meditar por la paz. Absolutamente ninguno. Todos los gastos como la organización de eventos y cursos y  la invitación corrió por parte de la fundación.  El Arte de Vivir trabaja duro con grupos terroristas de Irán, Irak, Palestina, Colombia Kashmir etc. Tanto el Presidente de Colombia como el líder de la guerrilla FARC, Iván Márquez agradecieron oficialmente la intervención de Sri Sri para poner fin al conflicto bélico. Ayuda a las personas de todos los grupos, culturas y religiones sin excluir a nadie, no promueve ninguna religión sino que incita a que cada uno profundice en sus raíces y amplíe su horizonte. En el caso de la Argentina y el movimiento de decenas de miles de gentes no tiene nada que ver con el hinduismo o el orientalismo sino que somos personas católicos, ateos, judíos, médicos y empleados, periodistas y secretarias que desean una Argentina y un mundo mejor”.