Arrojaron huevos y piedras contra el auto de Esteban Bullrich cuando visitaba una escuela de Avellaneda. Le patearon el auto y lo siguieron con motos.

El candidato a senador nacional por Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, Esteban Bullrich, fue escrachado ayer por un grupo de personas que atacaron con huevos, harina y hasta piedras el auto en el que se retiraba de una actividad en el partido bonaerense de Avellaneda.

“Vivimos otro acto de violencia. Un grupo de intolerantes nos arrojó piedras y nos persiguió en motos a la salida de la EP N°6 en Isla Maciel”, confirmó a través de su cuenta de Twitter el candidato a concejal por Cambiemos en Avellaneda, Sebastián Vinagre, quien había acompañado a Bullrich en la visita. Vinagre luego agregó: “Transmito mi absoluto repudio a este hecho. Solo podemos avanzar y crecer a través del diálogo y el respeto”.

Bullrich junto a los candidatos locales de Cambiemos en Avellaneda habían ido a recorrer las obras de infraestructura en la Escuela Primaria N° 6 en el marco de la campaña electoral. En la puerta de la institución había un un grupo de 8 personas que los esperó hasta que salieron y allí les recriminó por las las políticas llevadas adelante a nivel nacional, según contaron a Clarín los testigos del incidente

En ese momento se vivió una situación de tensión. Empezaron a insultar a Bullrich y su comitiva y les tiraron huevos y harina al auto en el que iba el ex ministro. Bullrich logró evitar los huevazos y se refugió en el auto, pero uno de los referentes de Cambiemos en Avellaneda, Lucas Yacob, la pasó mal. Cuando se iba del lugar lo siguieron durante 15 cuadras con una moto, lo insultaron y le patearon el auto.

La Isla Maciel pertenece al partido de Avellaneda, comandado por el intendente kirchnerista Jorge Ferraresi. Ayer, horas antes de que se produjera la visita de Bullrich a su localidad, Ferraresi lo cuestionó y lo acusó de “apropiarse de obras que hace el municipio”. “El ex ministro de Educación y candidato a senador parece querer apropiarse del mérito de una obra para la cual su gobierno no aporta nada. Hace campaña visitando la Escuela Primaria N° 6, de Isla Maciel. Una obra que se hace con recursos municipales”, había escrito en la red social Twitter el intendente.

Según testigos, los atacantes no estaban identificados con banderas partidarias, pero sabían con anticipación que Bullrich iba a estar en el lugar, a pesar de que el equipo de campaña de Cambiemos no había publicitado el evento. “La única que sabía de la visita era la directora del colegio. La visita no se publicitó, es parte de la campaña cara a cara de los candidatos”, aseguró una fuente del Gobierno dedicada a la campaña.

Con estos datos, y los cuestionamientos previos de Ferraresi a Bullrich por la visita a su localidad, en el oficialismo no descartan que detrás del ataque puede haber algún condimento K. “Está claro que estaban organizados, eran 8 personas, con huevos y paquetes de harina parados frente a una escuela”, dijeron desde el equipo de campaña de Cambiemos.

No es la primera vez que integrantes del Gobierno sufren ataques durante recorridas por la Provincia. En junio, la gobernadora María Eugenia Vidal fue escrachada en Mar del Plata. Unos días antes había sufrido otro episodio similar en Tigre junto al presidente Mauricio Macri.

Fuente: Clarín