Desde el gobierno aseguraron que la provincia se encuentra estable ante la crisis que atraviesa Argentina. Entre los anuncios efectuados se destacan beneficios para los empresarios que quieran invertir. Y la noticia positiva: el llamado a licitación de 12 áreas hidrocarburíferas.

Un día después de la conferencia de Macri, donde se refirió a la estrepitosa suba del dólar y a la crisis económica nacional, la cual fue señalada por el presidente como “turbulencias” que pasaron, Urtubey habló con la prensa salteña e intento mostrar que maneja una provincia que puede pilotear el impacto del descalabro económico que vive el país .

Si bien reconocieron que la situación no es la mejor, el mandatario provincial, se ocupó de reivindicar su gestión puesto que, según él, se “adelanto”; para eso remarcó la palabra “previsibilidad”. Mientras que el jefe de ministro Fernando Yarade citó a la calificadora de riesgo Standard & Poor’s Financial Services. “Calificadoras de alto prestigio internacional destacaron la “estabilidad” de la provincia, lo que marca que se está trabajando con previsibilidad”.

Para mostrarse como un gobierno activo, Urtubey adelantó que firmó un decreto para ordenar que se llame a licitación de 12 áreas hidrocarburíferas para que sean adjudicadas directamente.

El Gobernador indicó que desde la Provincia “queremos que aquellos que tengan voluntad de invertir y trabajar en la Argentina encuentren en la provincia de Salta un lugar favorable”.

También señaló que solicitará al Senado acelerar la sanción de la ley que ya tiene sanción de diputados que tiene que ver con todo un marco de medidas de promoción de inversión en la provincia.

Además, señaló que convocarán a los intendentes a efectos de avanzar en la firma de un pacto de estabilidad fiscal, que busca que aquellos que tengan voluntad de invertir en la provincia, tengan garantizada previsibilidad. “La idea es que la provincia les congele su situación en términos normativos a efectos de que tengan previsibilidad”, remarcó.

El jefe de gabinete, por su parte, agregó que no está previsto pedir nuevos financiamientos este año y que las deudas contraidas se están amortizando. “La relación entre ingresos y deudas será del 35%, algo que es totalmente aceptable”, dijo.

Anibal Roldan