Finalmente la titular de ADP, Patricia Argañaráz, descubrió lo que Cuarto Poder denuncia desde hace tiempo: en la provincia aún existen “escuelas rancho”.

En una carta dirigida al gobernador Juan Manuel Urtubey, la titular de la ADP, Patricia Argañaráz, anunció que el más numeroso de los gremios docentes se retira “temporalmente” de la negociación salarial.
Por razones aún no explicitadas Argañaráz sacó a la luz, además, históricos problemas de la política educativa provincial. Denunció corrupción en “las designaciones para cubrir interinatos y suplencias docentes” y denunció que “aún existen las llamadas escuelas rancho”.
A partir de esta última inquietud puede inferirse que, tal vez, la blonda dirigente gremial sea lectora de Cuarto Poder y haya recordado un artículo publicado en mayo del año pasado bajo el título “Volver al pasado” que daba cuenta cómo los gobiernos nacional y provincial reconocen la existencia de las escuelas rancho.
 
“Que en Salta existen escuelas ranchos es algo que nadie desconoce. Lo que sí se conoce menos es que haya una partida para seguir construyéndolas. El dato increíble en pleno Siglo XXI surge, casi escondido, de un informe que la Auditoría General de la Provincia realizó en el Municipio de Los Toldos” puede leerse en http://www.cuartopodersalta.com.ar/volver-al-pasado/
“De acuerdo a la documentación municipal consultada surge una partida con el llamativo nombre de Finanzas Constr. Esc. Ranchos. Esta partida para la construcción de escuelas ranchos lleva el código 112240 y un financiamiento de $260 mil”, detalla el texto de Cuarto Poder.
 Tal vez, lo haya leído Argañaráz antes de salir de su eterna siesta sindical y fundamentar la misiva que ahora envió al gobernador Urtubey.