Raúl Reynoso y María Elena Esper.

Se modificó la figura delictiva en el juicio contra el exjuez federal Raúl Reynoso. Se reemplazó la acusación de cohecho por la de concusión. Esto convertiría a quienes declararon haber pagado coimas solo en denunciantes claves y no en imputados.

La figura delictiva en el juicio contra el exjuez federal Raúl Reynoso pasó de cohecho a concusión. Esto convertiría a quienes declararon haber pagado coimas en denunciantes claves y ya no en imputados.

La concusión se produce cuando el juez exige el pago de una coima pero este nunca se produce, mientras que cuando recibe el pago pasa a ser cohecho. En este último caso tanto el que paga como el que recibe la dádiva son responsables, de forma activa y pasiva, respectivamente. Alguien que asegura haber pagado una coima, se está autoincriminando y debe ser imputado.

Daniel Luna, abogado defensor de la imputada María Elena Esper quien está acusada de ser nexo entre Reynoso y los narcos afirmó que la acusación debió caberle a personas como Roxana Brítez, Rosana Rivas Vázquez o Iván Cabeza por haber declarado durante la instrucción que participaron en el pago de coimas. Sin embrago, ahora solo el ex juez es considerado responsable.