Hoy comienza el juicio por la muerte del niño fallecido en el Hogar Escuela tras la caída de una pared. El hecho ocurrió en 2013. “La infraestructura no tenía la atención correspondiente”, dijo una de las abogadas.

En los juicios por las muertes de dos niños que dependían del Estado hay algo en común: a pesar de que se habla de fallas estructurales, los imputados son trabajadores, no funcionarios de alto rango.

Hoy comienza el juicio por la muerte del niño que falleció en el Hogar Escuela tras la caída de una pared. Serán juzgadas cinco personas por el hecho, que ocurrió el 10 de junio de 2013.

En FM Aries, una de las abogadas defensoras, Lis Palavecino, aseguró que “los chicos estaban jugando en un espacio fuera del Hogar” y que el gobierno provincial y el Ministerio de Educación eran los responsables del lugar, cuya infraestructura “no tenía la atención correspondiente”.