Novio de Luján Peñalva al momento de su muerte, después del terrible hallazgo afirmaba que estaba “mal porque perdí a mi novia” pero a la vez se sentía “preocupado después de todas las amenazas”. El padre de Luján aseguró que su hija le quería contar algo de él, el día que desapareció.

Aseguran que después de la muerte de las jóvenes, empezó a trabajar en la Secretaria de Prensa. En una entrevista realizada en un medio nacional Ezequiel Fredes a pocas horas del hallazgo de los cuerpos de las adolescentes describió que estaba “preocupado por cómo sigue mi vida, después de todas las amenazas, es difícil seguir” con respecto a las declaraciones de la familia de Luján donde lo ponían como un posible culpable.

Es que desde el momento de la muerte de Luján Peñalva, su familia sospechó que Ezequiel sabía algo más de lo que decía. Pese a eso la justicia salteña desestimó cualquier implicancia del joven en la muerte de las chicas. En el mismo fallo judicial  describen “en relación a Luján Peñalva, es necesario resaltar que la lesión que padece en el introito vaginal -conforme autopsia -es compatible con haber mantenido relaciones sexuales consentidas. En efecto, la nombrada las había mantenido con su novio, Ezequiel Fredes, la noche previa a su deceso. Finalmente, no existen lesiones que indiquen ataque sexual alguno”.

Para aseverar que la relación sexual fue consentida, la justicia salteña determinó a partir de los mensajes que se habían intercambiado con Fredes. Sin embargo es sabido que se perpetúan violaciones incluso dentro de matrimonios de muchos años. Lo determinante en estos casos es que existe una relación desigual de poder, mujeres vulnerables que dudan sobre si puede ser llamado violación o no.

Al ser consultado por  periodistas radiales sobre las dudas respecto al accionar del novio de Luján en el momento de su muerte, Peñalva describió: “En ningún momento allanaron la casa de Fredes. Después nos enteramos que empezó a trabajar en la Secretaria de prensa con Juan Pablo Rodríguez a la cabeza y daba nota a medios nacionales. Sabemos muchas más cosas. Tengo mis sospechas concretas y nunca las descarte. Luján ya le había dado algunas señales a su mamá de que este tipo había hecho algo mal. El día que Luján se quería reunir conmigo y que después desapareció yo sabía que me quería contar algo que él había hecho”, señaló Peñalva.