El viernes en La Matanza, un chico de 14 años fue con dos armas a la escuela, se filmó y dijo que iba a “matar a todos”. Ayer, el fiscal de la causa recibió en reunión al adolescente y a su madre para determinar cuál fue el detonante de semejante acto.

El viernes pasado a la mañana en La Matanza, un joven de 14 años fue con dos armas a la escuela, se filmó y dijo que iba a “matar a todos”. Ayer, el fiscal de la causa se reunió con el estudiante y su madre para determinar qué fue lo que impulso al adolescente a actuar así.

Los compañeros del joven dijeron a La Nación que el protagonista del hecho -delegado de su curso y muy querido- tenía “muchos problemas” y quería “hacer algo para irse de la escuela”. La Bersa calibre 380 y el pistolón de doble caño Safari calibre 32, los cuales estaban cargados al momento de la amenaza, pertenecían al padrastro del muchacho. Tenían todos los papeles en orden.

El propio menor fue quien llamó al 911. El director de la Escuela Media Nº 6 José Bogado, escenario del hecho, hizo entrar a la policía. Esta se encontró con el chico en el aula y sacó el arsenal de su mochila.