Intentan que los rusos extiendan la búsqueda del ARA San Juan. También se contactaron empresas para continuar con el rastrillaje, entre ellas la firma que encontró el Titanic.

Mientras el Ministerio de Defensa avanza en las negociaciones con un grupo de empresas para reemplazar a Rusia en la búsqueda del ARA San Juan , la visita de Mauricio Macri a Moscú permitirá definir hasta cuándo los rusos colaborarán en el rastrillaje.

La expectativa está centrada en la reunión que Macri tendrá mañana con el presidente Putin, en el marco de su gira, que también comprende Francia y Suiza, con motivo del Foro Económico de Davos.

Según el diputado de Cambiemos Gastón Roma, miembro de la Comisión de Defensa y encargado de la gestión de control del Ministerio de Defensa, se evaluará si se llega a un acuerdo de contraprestación de servicio o a alguna subcontratación como para que el buque ruso siga colaborando, y sobre la base de esa definición se avanzará en la búsqueda de otras operadoras.

El diputado advirtió sobre el presupuesto que exige la contratación de una empresa privada, alrededor de 200 o 300 millones de dólares, y subrayó que, por eso, la decisión excede al Ministerio de Defensa. “Es una definición política que tendrán que dar los técnicos del Ministerio de Economía, junto con el equipo del vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, que son los que siguen el tema de los costos del Ministerio de Defensa”, explicó.

En otras palabras, la decisión final estará en manos de la mesa chica del Gobierno.

En forma paralela, según confirmaron fuentes allegadas a la Armada, unas seis empresas privadas fueron contactadas para conocer el presupuesto que exigiría continuar con la búsqueda.

En el Ministerio de Defensa, encabezado por Oscar Aguad, aclararon que la convocatoria podría incluir “una empresa nacional”.

Sin embargo, señalaron que no son muchas las empresas que cuentan con las capacidades de búsqueda, una plataforma propia, buque oceonográfico, una sonda multihaz, sonar de barrido lateral, magnetófomos y un minisubmarino, llamado AUV.

Entre los presupuestos aún esperados se encuentra el de la empresa Odyssey Marine Exploration, presidida por Tom Dettweiler, quien lideró el equipo que encontró el Titanic en 1985 y luego trabajó hasta 2004 en Nautics Corp., otra de las empresas mencionadas como posibles competidoras para reemplazar en la búsqueda del ARA San Juan.

Dettweiler es quien encontró también el submarino Israelí Dakar, desaparecido en el mar Mediterráneo en enero de 1968.

Roma se refirió al caso israelí y al compararlo con el del ARA San Juan resaltó que se cuenta con mucha menos información de la que tenían los israelitas. Además, precisó que el esquema de dónde podría estar el submarino es en el talud, un territorio adverso, que definió como una cordillera que tiene muchos valles y cañones submarinos, con lo cual se hace muy difícil el rastrillaje. Otra de las empresas contactadas es la estadounidense Ocean Infinity, según informó Clarín.

Fuente: La Nación