Tres mujeres que trabajan en un comedor infantil de la ciudad de Orán denuncian que son explotadas por el municipio. Asisten diariamente de 8 a 13 horas y cobran 100 pesos mensuales. Para mantener a sus hijos, suelen llevar comida desde su lugar de trabajo.

El Comedor Libertad, ubicado en Orán, alimenta diariamente a más de sesenta chicos de bajos recursos. Tres mujeres son las que se encargan de cocinar. Y son ellas las que también denuncian que las explotan desde el Municipio que lidera Marcelo Lara Gros.

Cada una de las trabajadoras cobra apenas 100 pesos mensuales por su labor de lunes a viernes, de 8 a 13 horas.

“Nos cansamos de reclamar que nos den algo más, pero como se están cerrando los comedores no quieren pagar. Esto es como una limosna que nos dan y yo no puedo agarrar otro trabajo porque eso significaría dejar a mis cinco hijos y la casa sola. A veces llevo comida de aquí, a veces no”, declaró Verónica, una de las denunciantes, en Radio A 92.3.

Este mes estarán cobrando el sueldo de 100 pesos después del 20 de diciembre. “Para las fiestas iremos a comprar un pan de navidad y nada más”, expresó la mujer. “Antes nos traían bolsitas navideñas, ahora ni eso, nadie reconoce nuestro trabajo”, manifestó.

Que Pasa Salta informó que las mujeres iniciaron una campaña solidaria pidiendo panes de navidad, alimentos, ropa y calzados para los chicos del barrio. La idea es compartir una cena con ellos antes del 24 de diciembre y luego entregar los elementos recaudados.