La Anses otorgó la asignación por embarazo a un varón trans salteño. Este primer caso será el precedente para que puedan adaptarse los sistemas informáticos a la Ley de Identidad de Género. Karen Díaz, presidenta de la Fundación Igualdad, y quien acompañó a la familia celebró la iniciativa y mencionó: “Sabíamos que correspondía la asignación por estrictas razones de igualdad”.

Medios nacionales se hicieron eco de la noticia que se dio en una de las sucursales de Anses en Salta, el trámite se realizó en la Unidad de Atención Integral del Anses (UDAI – Salta Norte).
Aunque en un primer momento le habían rechazado la solicitud, finalmente ayer fue reconocido el derecho en un encuentro de la familia con el delegado de Anses- Salta Norte, Ernesto Martínez, del que también participó Karen Díaz de la Fundación Igualdad.
El matrimonio integrado por las personas trans, Maximiliano y Nicolle, quienes cambiaron su nombre y sexo registral habilitados por la Ley de Identidad de Género (Nº 26.743) habían solicitado en agosto pasado la asignación por embarazo en la UDAI – Salta Norte pero la Dirección de Activos de Anses central se la rechazó por entender que la normativa vigente determina que “es condición necesaria que el sexo sea “FEMENINO” para ser potencial titular de la Asignación por Embarazo para Protección Social”.
La ONG 100% Diversidad y Derechos solicitó al organismo encabezado por Diego Bossio que reconsidere por discriminatoria la negación de la solicitud de la Asignación por Embarazo para Protección Social presentada por Maximiliano. “Esa decisión constituye un acto discriminatorio por su identidad de género, ya que el joven salteño se encuentra comprendido dentro de la finalidad de la prestación, la cual da cobertura a la “contingencia del estado de embarazo”, señala la ONG en un comunicado. Finalmente ayer fue reconocido ese derecho en un encuentro de la familia con el delegado de Anses- Salta Norte, Ernesto Martínez, del que también participó Karen Díaz de la Fundación Igualdad. Es lo que informó el diario La Nación.
Finalmente las organizaciones informaron que la solicitud de Maximiliano se resolvió a través de una Resolución de la Dirección de Procedimientos y Normas de la Anses que la autorizó por un mecanismo de excepción. Para evitar que se repitan situaciones similares esperan concretar la semana próxima una reunión con las autoridades de este organismo, en ella solicitarán que se adapten los sistemas informáticos a la Ley de Identidad de Género.