La cancelación del show de Viejas Locas en Tucumán trazó una raya indeleble de antes y después en la vida artística del Pity Alvarez.

Toda la prensa se hizo eco de lo ocurrido pero no está claro que le pasó al pity que apareció a las 5 de la mañana pero no ofreció show alguno. Una versión dice que, debido a la alta intoxicación por el consumo de drogas, no tocó. La otra señala que el faltazo se debió a diferencias económicas con la productora.

Los principales medios pusieron énfasis en los incidentes. “Escándalo en un recital de Viejas Locas: la banda no salió a tocar, hubo corridas e incendiaron equipos”, tituló Clarín. Mientras que Infobae publicó: “Incidentes en el regreso de Viejas Locas: PityÁlvarez tardó siete horas en salir y prendieron fuego el escenario”.

Según comentó a C5N uno de los técnicos de sonido, el pity llegó tarde a Tucumán (el recital estaba previsto que inicie a las 23 hs) y se encerró en su camarín hasta que salió pasadas las 5 de la mañana a intentar calmar a sus fans que a esa altura ya habían incendiado parte de los equipos furiosos por la estafa.

La otra versión no es muy difundida y señala que el principal problema fue por la venta de entradas: “A Pity le dijeron que habían vendido 5 mil entradas y había 10 mil personas, una diferencia gigante considerando que costaba 700 pesos la entrada. Cuando llegó a un acuerdo con el productor, ya era tarde. La gente estaba muy enojada y prendió fuego equipos y una cónsola de 35 mil dólares”, señaló una fuente cercana a la banda en un medio tucumano.

Como fuese, lo cierto es que nadie explicó en concreto que sucedió. Claro está que el “doctor Alvarez” atraviesa graves problemas, tal como lo dijo en el video que difundió el sábado pidiendo que lo esperen.