Separaron a un suboficial perteneciente a la Comisaría Nº 42 en Tartagal, señalado como “informante” de grupos delictivos. La denuncia la realizó su esposa. Informaron que en diciembre pasado ya le habían llamado la atención tras encontrarlo circulando en una moto robada.

Aunque el nombre del suboficial no trascendió, como trasciende y escrachan a ciudadanos comunes, se supo que en las últimas horas fue separado de su cargo. Mientras, se lleva adelante la investigación que lo señala como “informante” de grupos delictivos que operan en la zona. La causa está en manos del Fiscal Penal del Distrito Judicial Tartagal, Dr. Armando Cazón.
Los hechos se hicieron públicos el fin de semana, pese a que se intentó mantener la investigación en bajo perfil. La pareja del suboficial fue quien hizo la denuncia, en la que manifestaba situaciones irregulares en la que habría participado el suboficial, que trabajaba entonces como personal civil en la Comisaría 42, informó fm Alba.
En tanto prensa de la policía de Salta lo único que informa es que “Tras conocerse la situación irregular en la que estaría involucrado un suboficial, la Jefatura Policial dispuso la separación de sus funciones hasta tanto se esclarezca el caso”.
Nada informan de la identidad del suboficial, ni de las causas concretas por las que fue suspendido.