Foto: Gobierno de la Provincia.

El gobernador Urtubey y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prometieron obras por más de $50 millones para el Parque Industrial donde, según un informe de la Auditoría, numerosas empresas operan sin Estudios de Impacto Ambiental o Certificado de Aptitud Ambiental. (Gonzalo Teruel)

El anuncio de una visita del ministro de Economía de la Nación, Nicolás Dujovne, a Salta sorprendió a propios y extraños porque no es común que los responsables del Palacio de Hacienda abandonen sus oficinas para llegar al interior del país. Casi no se recuerdan, en efecto, viajes a las provincias de los entonces ministros Domingo Cavallo, Roberto Lavagna, Amado Boudou y Axel Kicillof.

Dujovne llegó a Salta y visitó junto al gobernador Juan Manuel Urtubey empresas instaladas en el Parque Industrial. Si vino a probar empanadas y vinos salteños, a mostrarse junto al peronista más macrista o a controlar el destino de fondos nacionales (e internacionales) destinados a la provincia, es un misterio. Ni en el gobierno central ni el local explicitaron los motivos del viaje.

Como sea, Dujovne y Urtubey recorrieron fábricas y confirmaron que se invertirán $50 millones en obras para el Parque Industrial de Salta y otro monto similar se destinará al Parque Industrial de General Güemes. “El gran desafío del federalismo argentino es generar competitividad para las provincias del norte” dijo el gobernador y coincidió con el ministro en que el desafío es “generar condiciones para que sea más competitiva la actividad productiva”. Ambos confirmaron, además, que unos $100 millones correspondientes al Programa de Fortalecimiento Institucional de la Gestión Provincial del Banco Interamericano de Desarrollo se destinarán a obras de infraestructura productiva en la provincia.

Todo eso está muy bien. Pero lo que no está tan bien es la situación en los Parques Industriales de Salta. Los de Pichanal, General Mosconi y San Antonio de los Cobres, creados en la gestión de Urtubey, son apenas una ilusión: son predios vacíos que no tienen empresas instaladas y por ende el desarrollo productivo soñado nunca se materializó en el interior profundo de la provincia.

Y en el caso del parque salteño la cosa no es mucho mejor: tiene fábricas pero que funcionan de manera desordenada y sin cumplimiento de las normas ni pautas administrativas o legales requeridas. Un informe de la Auditoría General de la Provincia publicado hace algunas semanas concluyó con una opinión “desfavorable” sobre la “fiscalización del cumplimiento de las disposiciones legales vinculadas con su constitución, administración y actos de disposición”.

El trabajo del organismo de control no es nuevo, las tareas de campo se realizaron entre octubre de 2013 y mayo de 2015 sobre el Ejercicio 2012, pero según fuentes del sector empresarial, es una buena fotografía porque “no cambió nada, o casi nada, desde entonces”. “La reglamentación del funcionamiento del Parque Industrial de Salta, data del año 1978 regulado por la Leyes 5.237 y 5.285. A partir del año 2011 se modificó, estando vigentes la Ley 7.701 y su decreto reglamentario 2.543/12” advierte el dossier de la Auditoría y confirma que, en efecto, los cambios (si los hay) en la industria salteña son lentos y mínimos.

El relevamiento de la Auditoría se realizó sobre una quincena de empresas: Santiago Sanz SA, Baterplac SA (EDNA SA), Zozzoli SA, Cerámica Andina SRL, Gas del Norte SA, Productos Químicos Salta SRL, Neumáticos San Agustín, Salta Plast SRL, Il Cavallino SRL, Luxem SRL, La Casa del Carpintero, Hugo Alberto Butcovich, Alejandro Herrera, Hábitat Ecológico SA (ex Agrotécnica Fueguina). Y los resultados no fueron los mejores.

Según el reporte de los auditores Gas del Norte SA, Hábitat Ecológico SA, Cerámica Andina SRL,  Productos Químicos Salta SRL, Neumáticos San Agustín, Baterplacs SRL, Zozzoli SA, Luxem SRL, Alejandro Herrera, Salta Plast SRL y La Casa del Carpintero no presentaron (sabrán ellos si lo tienen o no) Estudios de Impacto Ambiental y Social y/o Certificado de Aptitud Ambiental Municipal.

Varias de estas compañías tampoco entregaron documentación respectiva al cumplimiento de la normativa legal vigente en materia de Higiene y Seguridad Industrial, Medio Ambiente “y aquella que sea particular de la actividad, en el orden nacional, provincial y municipal”. Hábitat Ecológico SA, Baterplacs y Hugo Alberto Butcovichd tampoco presentaron sus proyectos y formularios económicos y financieros exigidos por la normativa vigente mientras que Zozzoli SA, Il Cavllino SRL y Slata Plast SRL no entregaron garantías reales por deudas y compromisos asumidos.

Otras tantas empresas analizadas no aportaron documentación sobre la cesión o adjudicación de las parcelas y terrenos que ocupan en el predio provincial.

Frente a ese panorama, los profesionales del organismo de control “recomendaron” al Ente General de Parques y Aéreas Industriales que encabeza el secretario de Industria, Diego Dorigato, “implantar un sistema de control interno formal (por escrito) a fin de garantizar la transparencia de la gestión y evitar que las empresas que no cumplen con la normativa vigente gocen de beneficios impositivos ocasionando un daño al Fisco” y “aplicar las sanciones correspondientes a las empresas radicadas en el Parque industrial que incurrieron en los incumplimientos detectados”. Además, concluyeron con “opinión desfavorable” respecto del “sistema de control interno existente en el Parque Industrial de Salta” y del “grado de cumplimiento de la legislación aplicable”.

Antes de la visita de Dujovne, hace un par de meses, Urtubey inauguró en el Parque Industrial de Salta, un Centro de Desarrollo Empresarial “que se constituirá en el espacio de vinculación institucional y de desarrollo empresarial del sector productivo e industrial en la provincia”.

En esa oportunidad destacó que el financiamiento internacional obtenido en Washington, Estados Unidos, por 5 provincias argentinas (25 millones de dólares para Salta) “apunta a promover el federalismo fiscal y desarrollar infraestructura”. “Son obras atadas al desarrollo de la actividad industrial” aseguró y prometió con financiamiento del BID la ejecución de tareas los parques industriales de Salta, General Güemes, Pichanal y General Mosconi.

Esa determinación es tan correcta como necesaria pero requiere de un control gubernamental y de un compromiso empresarial por ahora inexistentes en Salta.