Alejandra Gils Carbó acusó a Mauricio Macri de “violencia de género”. La procuradora, que fue indagada por una causa de corrupción, rechazó el reclamo del Presidente para que deje el cargo.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, consideró  que el pedido de su renuncia que hizo el presidente Mauricio Macri se encuadra dentro de “patrones de violencia de género”, al participar del lanzamiento de una Red Territorial de Género. La funcionaria, que fue indagada en una causa por corrupción, es cuestionada por el Gobierno, pero también por sectores judiciales que critican su actuación como jefa de los fiscales.

Al ser consultada sobre los reiterados pedidos del mandatario para que abandone su cargo, Gils Carbó dijo: “Son declaraciones políticas a las que me he referido en otras oportunidades y no me parece que hoy, con este motivo del acto, sea un momento de reproducir patrones de violencia de género”.
Gils Carbó recordó que “cuando llegué al Ministerio Público el 85 por ciento de los fiscales eran hombres. Eso demuestra que las mujeres no llegaban a los cargos jerárquicos. En cinco años de mi gestión, con distintas políticas, se fue equilibrando. Cómo iba a haber visión (de género) si a los cargos sólo llegaban los hombres”, analizó la procuradora en diálogo con la prensa local.