La UTICRA (Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina) decretó el estado de alerta y movilización ante lo que consideró como un “grave estado del empleo” en el sector. (LFA)

“Se ha producido una gran cantidad de cierres de medianos y pequeños establecimientos fabriles, una masiva reducción de personal en las plantas industriales y como consecuencia de ello, la pérdida de 6.000 puestos de trabajo, entre despidos directos o encubiertos en la modalidad de retiros voluntarios”, señalaron.

“El incremento de las importaciones de calzado ha sido tan exponencial que se batieron todos los récords durante el año 2017, según datos oficiales del INDEC, con 34.603.032 pares traídos del exterior lo que significó un 25,93% de aumento en relación con igual período del año anterior”, subrayó.

Según señaló el gremio, se trata de un alza del 53,19% de importaciones con respecto a 2015.

Al comunicar el estado de alerta y movilizción, el sindicato reiteró el pedido al Gobierno nacional para que “se instrumente el cierre temporal de la importación de productos terminados por un plazo de 365 días”.