La ex presidente sostuvo que el Gobierno no dio respuesta a los pedidos que hizo para el escrutinio del próximo domingo. Además, atacó a los empresarios que participaron del coloquio de IDEA.

La ex presidente y candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires Cristina Elisabet Kirchner puso en duda la transparencia de los comicios que se llevarán a cabo la semana próxima en todo el país. Consultada por un matutino marplatense sobre la desventaja que marcan las encuestas respecto del candidato oficialista Esteban Bullrich, Kirchner eludió responder respecto a la posibilidad de ser derrotada y, en cambio, se enfocó en “lo que vivimos los argentinos el 13 de agosto, y que algunos medios de comunicación y comunicadores calificaron como una picardía cuando en realidad fue una violación de las reglas electorales”.

La ex mandataria afirmó que Unidad Ciudadana pidió a la Justicia Electoral auditar el software, excluir a la Gendarmería de la custodia y la vigilancia de los comicios, y que fuera separado Alejandro Tulio -ex director nacional electoral durante la gestión kirchnerista y actual director de Asuntos Institucionales del Correo Argentino-, “y ninguna de estas demandas ha sido contestada”. “Lo que pasó y lo que está pasando no es una cosa que debería preocuparnos a los que somos candidatos o integrantes de la fuerzas; debería preocuparle a toda la sociedad porque calculo que cada uno que vota debe querer que su voto sea respetado y valga”, dijo, y fue contundente respecto a la pregunta por la transparencia de los comicios: “No está garantizada, porque no hemos obtenidos respuestas pero esperamos tenerlas. Todavía falta”.

En Mar del Plata, a donde viajó para llevar a cabo un contraacto mientras el presidente Mauricio Macri participaba del 53º Coloquio de IDEA, Kirchner recordó en diálogo con el periódico marplatense La Capital que en sus dos periodos nunca asistió a ningún Coloquio de IDEA y que las “políticas salvadoras” que allí se propugnan “deberían ser revisadas”: “Me acuerdo que se decía en cada Coloquio de IDEA que la inflación era el gran tema, que por cierto lo es, pero se decía que la inflación era porque nosotros emitíamos; se decía que era porque había un alto consumo y porque eran altos los salarios… Bueno resulta ser que ahora tenemos más inflación que en el 2015. Entonces que lo que decían en cada Coloquio ahora es exactamente lo contrario: tenemos récord de desocupación, una caída del consumo como no se veía hace mucho tiempo que nos retrotrae al 2001, no hay emisión y la tasa del interés están por las nubes, por lo tanto no hay crédito para las pymes ni para nadie. Esto quiere decir que tantos años de doctrina de los coloquios de IDEA deberían ser revisados por quienes propugnaban políticas salvadoras”.

Respecto del problema de la inflación, la candidata negó que en su gobierno no existieron cifras y si bien admitió que “seguramente había cosas para corregir y mejorar”, el macrismo “empeoró todas las cosas que había que mejorar y sacaron todas las que estaban bien”. Así, “los teatros estaban rebosantes; los empresarios esperaban que llegara la temporada. Llegamos a tener más de 500 espectáculos en la ciudad de Buenos Aires y todos llenos. Este personaje de los chicos, Topa, llenaba en todas partes. Preguntale a Topa cómo le va ahora”.

Por último, ante la pregunta respecto de si se sintió traicionada por algún sector del peronismo, Kirchner lo negó y explicó que “la traición es una palabra muy fuerte y muy importante” y “no cualquiera puede estar en esta categoría”.

Fuente: Infobae